Descripción general

La infección por criptosporidios (criptosporidiosis) es una enfermedad provocada por parásitos unicelulares diminutos llamados «criptosporidios». Cuando los criptosporidios ingresan al cuerpo, se desplazan hacia el intestino delgado y luego anidan en las paredes de los intestinos. Más tarde, los criptosporidios se liberan en las heces.

En la mayoría de las personas sanas, una infección por criptosporidios produce un episodio de diarrea acuosa y la infección generalmente se va en una o dos semanas. Si tienes el sistema inmunitario deprimido, una infección por criptosporidios puede poner en riesgo tu vida si no recibes el tratamiento adecuado. Puedes ayudar a evitar la infección por criptosporidios practicando una buena higiene y evitando tragar agua de piletas, parques de agua recreativos, lagos y ríos.

Síntomas

Los primeros signos y síntomas de la infección por criptosporidios, generalmente, aparecen una semana después de la infección y pueden comprender:

  • Diarrea líquida
  • Deshidratación
  • Falta de apetito
  • Adelgazamiento
  • Dolor de estómago o cólicos
  • Fiebre
  • Náuseas
  • Vómitos

Los síntomas duran hasta dos semanas, aunque pueden aparecer y desaparecer esporádicamente por hasta un mes, incluso en personas con sistemas inmunitarios saludables. Algunas personas con la infección por criptosporidios pueden no manifestar síntomas.

Cuándo consultar al médico

Busca atención médica si la diarrea líquida no mejora en el plazo de unos días.

Causas

La infección por criptosporidios comienza cuando ingieres el parásito unicelular criptosporidio. Algunas cepas del criptosporidio pueden provocar una enfermedad más grave.

Estos parásitos luego se dirigen hacia el aparato intestinal, donde se alojan en las paredes de los intestinos. Con el tiempo, se producen más células y se liberan en cantidades masivas en las heces, donde son altamente contagiosos.

Puedes infectarte con los criptosporidios tocando cualquier cosa que haya estado en contacto con heces contaminadas. Los métodos de infección son:

  • Beber agua contaminada que contiene parásitos criptosporidios
  • Nadar en agua contaminada que contiene parásitos criptosporidios y accidentalmente tragar un poco de agua
  • Comer alimentos contaminados sin cocinar que contienen criptosporidios
  • Tocarse la boca con las manos si estas estuvieron en contacto con una superficie o un objeto contaminado
  • Tener contacto cercano con otras personas o animales infectados, especialmente con sus heces, que le permiten al parásito transmitirse de las manos hacia la boca

Si tienes tu sistema inmunitario deprimido por el VIH/sida, eres más vulnerable a la enfermedad de los parásitos criptosporidios que una persona con un sistema inmunitario sano. Las personas con VIH/sida pueden presentar síntomas graves y una forma persistente y crónica de la enfermedad que puede ser difícil de tratar.

Parásitos resistentes

Los parásitos criptosporidios son una de las causas más frecuentes de diarrea infecciosa en los seres humanos. Este parásito es difícil de erradicar porque es resistente a muchos desinfectantes a base de cloro y no se puede eliminar de manera efectiva a través de filtros. Los criptosporidios también pueden sobrevivir en el ambiente por muchos meses a diversas temperaturas, aunque el parásito se puede destruir mediante congelación o ebullición.

Factores de riesgo

Las personas que tienen mayor riesgo de contraer criptosporidiosis son:

  • Las personas expuestas al agua contaminada
  • Los niños, especialmente los que usan pañales y que asisten a centros de cuidado infantil
  • Los niños de padres infectados
  • Los trabajadores de los centros de cuidado infantil
  • Las personas que trabajan con animales
  • Las personas que participan en actividad sexual oral a anal
  • Los viajeros internacionales, en especial, los que viajan a países en desarrollo
  • Los mochileros, los senderistas y los excursionistas que beben agua no filtrada ni tratada
  • Los nadadores que tragan agua en piscinas, lagos y ríos
  • Las personas que beben agua de pozos poco profundos y no protegidos

Complicaciones

Algunas complicaciones de la infección por criptosporidios son:

  • Desnutrición ocasionada por la mala absorción de los nutrientes del tracto intestinal (absorción insuficiente)
  • Deshidratación grave
  • Adelgazamiento significativo (desgaste)
  • Inflamación de un conducto biliar, que es la vía entre el hígado, la vesícula y el intestino delgado
  • Inflamación de la vesícula, del hígado o del páncreas

La infección por criptosporidios en sí no pone en peligro la vida. Sin embargo, si te sometiste a un trasplante o si tienes el sistema inmunitario debilitado, las complicaciones que se presenten pueden ser peligrosas.

Prevención

La infección por criptosporidio es contagiosa, por lo que debes tomar precauciones para evitar transmitir el parásito a otras personas. No hay una vacuna que pueda prevenir la infección por criptosporidios.

El objetivo de todos los métodos preventivos es reducir o prevenir la transmisión de los gérmenes del criptosporidio que se desprenden de las heces humanas y animales. Las precauciones son especialmente importantes para las personas que tienen el sistema inmunitario deprimido. Sigue estas sugerencias:

  • Practica buenos hábitos de higiene. Lávate las manos durante, al menos, 20 segundos con agua y jabón después de ir al baño y de cambiar pañales, así como antes y después de comer. Los desinfectantes de manos a base de alcohol no matan eficazmente los gérmenes que provocan la infección por criptosporidio.
  • Lava bien con agua no contaminada las frutas y los vegetales que comerás crudos, y evita comer un alimento si sospechas que podría estar contaminado. Si viajas a un país en desarrollo, evita los alimentos sin cocinar.
  • Purifica el agua potable si tienes un sistema inmunitario debilitado o si viajas a una región en donde el riesgo de contraer una infección es alto. Algunos métodos son el hervor —al menos, durante un minuto al punto de ebullición— o la filtración, aunque esta podría no ser tan eficaz como el hervor. Asegúrate de usar un filtro que cumpla con los requisitos 53 o 58 de la norma de la Fundación Nacional de Seguridad y del Instituto Nacional Estadounidense de Normalización (National Safety Foundation Standard/American National Standards Institute) en cuanto a la reducción de quistes u ovoquistes. Necesitarás un filtro de agua diferente para las bacterias y para los virus.
  • Limita las actividades que impliquen nadar en lagos, arroyos y piscinas públicas, en especial, si el agua podría estar contaminada o si tienes el sistema inmunitario deprimido.
  • Evita la exposición fecal durante la actividad sexual.
  • Atiende con cuidado a los animales domésticos y de granja recién nacidos. Asegúrate de lavarte las manos después de tocar los animales.

Nunca nades cuando tengas diarrea. Si sabes que tienes una infección por criptosporidios, no vayas a nadar durante, al menos, dos semanas después de que tus síntomas hayan desaparecido, porque es probable que todavía puedas transmitir la enfermedad.

Nov. 30, 2016
References
  1. Ray CG, et al. Apicomplexa and microsporidia (Apicomplexa y microsporidia). En: Sherris Medical Microbiology (Microbiología médica de Sherris). 6.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2014. http://www.accessmedicine.com. Último acceso: 19 de septiembre de 2016.
  2. Longo DL, et al., eds. Protozoal intestinal infections and trichomoniasis (Infecciones intestinales por protozoos y tricomoniasis). En: Harrison’s Principles of Internal Medicine (Principios de Medicina Interna de Harrison). 19.ª ed. Nueva York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2015. http://accessmedicine.com. Último acceso: 19 de septiembre de 2016.
  3. Leder K, et al. Epidemiology, clinical manifestations, and diagnosis of cryptosporidiosis (Epidemiología, manifestaciones clínicas y diagnóstico de la criptosporidiosis). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 19 de septiembre de 2016.
  4. Parasites — Cryptosporidium: Prevention & control (Parásitos: criptosporidio: prevención y control). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). http://www.cdc.gov/parasites/crypto/prevention-control.html. Último acceso: 19 de septiembre de 2016.
  5. Levinson W. Intestinal and urogenital — protozoa (Protozoos intestinales y urogenitales). En: Review of Medical Microbiology and Immunology (Revisión de Microbiología Médica e Inmunología). 14.ª ed. New York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2016. http://www.accessmedicine.com. Último acceso: 19 de septiembre de 2016.
  6. Leder K, et al. Treatment and prevention of cryptosporidiosis (Tratamiento y prevención de la criptosporidiosis). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 19 de septiembre de 2016.

Infección por criptosporidios