Muchas cirugías electivas se están aplazando por COVID-19, pero ¿es más seguro esperar, o hacerte la cirugía durante una pandemia?

Escrito por el personal de Mayo Clinic

La enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) ha cambiado la manera en que vives cada día — cómo haces sociabilidad, cómo trabajas, te educas, comes en un restaurante y llenas el tanque de gasolina. Incluso una visita al médico es diferente a causa de la COVID-19.

Si vas a hacerte una cirugía de importancia, quizás te preguntes cómo van a ser la preparación y la recuperación. Puede que estés ansioso sobre tu seguridad durante el procedimiento.

La pandemia de la COVID-19 ha afectado la atención médica de muchas maneras. Con frecuencia, esto ha llevado a aplazar cirugías que no son urgentes. Si te vas a hacer una cirugía que no se necesita de manera urgente (cirugía electiva), quizás tu cirujano te recomiende esperar hasta que termine la pandemia.

El cirujano quizás opte por aplazar una cirugía electiva para ayudar a:

  • proteger tu salud
  • limitar el contagio con la infección de la COVID-19.
  • ahorrar equipo personal de protección, como mascarillas y batas
  • ahorrar camas de hospital en la unidad de cuidado intensivo y otros recursos que se necesitan para atender a pacientes hospitalizados por una infección con la COVID-19.

Por ejemplo, una cirugía que implica anestesia general requiere un respirador para ayudar a la persona a respirar durante el procedimiento. Estos respiradores tal vez se necesiten para alguien con una infección grave con la COVID-19.

Pero si hacerte la cirugía es lo mejor para tu salud, los hospitales y su personal están tomando medidas cuidadosas para tu seguridad.

En algunos estados, los casos de COVID-19 están reduciéndose o estabilizándose. Muchos hospitales están haciendo otra vez toda clase de cirugías. Los cirujanos pueden considerar estos factores cuando determinan si aplazar una cirugía o no:

  • La urgencia de la afección por la que se necesita la cirugía
  • Tu salud en general y otras afecciones de salud que puedas tener
  • La actividad local de la COVID-19
  • Reservas locales de suministros para EPP
  • Duración de la recuperación de pacientes hospitalizados
  • Si la recuperación requiere, o no requiere, cuidados en la UCI

Cada cirugía se considera en forma individual. Las decisiones pueden variar entre hospitales, y a través del país.

Algunas cirugías electivas, o que no son de emergencia, pueden aplazarse sin una fecha de programación futura, lo que quizás te cause preocupación. Tu cirujano va a considerar cuidadosamente los riesgos de esperar comparados con los de hacer la cirugía durante la pandemia.

Tu cirugía solo va a aplazarse si no arriesga tu salud ni permite que tu afección empeore. Tú y tu cirujano van a determinar cuál es el acercamiento más seguro para ti, si hacer la cirugía o aplazarla.

Los estudios han demostrado que demorar entre tres y seis meses la cirugía para algunos tipos de cáncer en estadio temprano no afectó los índices de superviviencia o los del cáncer que volvió a aparecer. También puede haber otros tipos de terapia que hagan más lento el crecimiento del cáncer mientras esperas para que te hagan la cirugía.

Si necesitas cirugía para tratar un cáncer, tu cirujano puede considerar factores como el estadio de tu cáncer y lo rápido que crece o se propaga. La cirugía quizás sea necesaria con urgencia para las personas con ciertos tipos de cáncer.

Las instituciones líderes en la salud están proporcionando pautas para los hospitales para realizar cirugías seguras durante la pandemia, así como recomendaciones sobre cuándo aplazarlas.

Los hospitales evalúan cuidadosamente a los pacientes antes de la cirugía para reducir el riesgo de propagar la COVID-19. Te van a evaluar para síntomas comunes como fiebre, tos, y dolores en los músculos, y te van a hacer una prueba para detección de la infección antes de tu cirugía. Quizás te hagan más de una prueba.

Tal vez necesites hacer cuarentena por un período antes de tu cirugía para reducir tu riesgo de exposición al virus.

También se evalúa al personal del hospital antes de cada turno para detectar fiebre o cualquier signo de infección con la COVID-19, como la tos. Tanto el personal como los pacientes llevan mascarillas y practican distanciamiento físico.

El personal también lleva EPP como batas, guantes, y mascarillas cuando está atendiendo a los pacientes. Los estudios han demostrado que los índices positivos para la infección con la COVID-19 entre el personal de los hospitales se redujeron después que se exigió el uso universal de mascarillas.

Alguna investigación también muestra que cuando los trabajadores en el área de la salud usan EPP, sus índices de infección no son más altos que los del público en general. Con estas medidas de seguridad, el riesgo de un paciente de infectarse con la COVID-19 durante la cirugía o en el hospital es muy bajo.

En un estudio, un grupo de trabajadores en el área de la salud, que llevaba puesto un EPP apropiado, no presentó ningún caso de infección con la COVID-19 incluso cuando este grupo trabajó en contacto directo con pacientes con la COVID-19.

Los hospitales también están tomando medidas para limpiar y desinfectar todas las áreas, incluyendo las salas de operaciones.

La mayoría de los hospitales también trata a los pacientes infectados con la COVID-19 en áreas separadas del hospital, con personal que permanece en esas áreas y que toma diferentes rutas a través del hospital para reducir el riesgo de propagar el virus. Tal vez tengan entradas y salas de espera separadas para los pacientes con la COVID-19. Las visitas al hospital están restringidas o muy limitadas.

Tú y el cirujano hablarán sobre las medidas que necesitas tomar antes de la cirugía para protegerte y proteger a otros. Habla sobre estas medidas con tus familiares y prepáralos para lo que necesitarás hacer tú, y qué necesitarás que ellos hagan.

Explícales que tal vez no podrán visitarte en el hospital a causa de las prácticas de seguridad debidas a la COVID-19. Algunos hospitales quizás hagan excepciones para las mujeres que van a tener un bebé o para los niños que deben hacerse cirugía.

Antes de la cirugía, toma estas medidas:

  • Evita el contacto con cualquier persona que haya sido diagnosticada con la COVID-19 o que presente síntomas de la COVID-19.
  • Practica distanciamiento físico, evita reuniones con mucha gente, ponte una mascarilla y lávate las manos con frecuencia.
  • Vigílate por si aparecen síntomas y tómate la temperatura.
  • Pregunta cuáles son las precauciones que toma el hospital, las normas para las visitas, y cómo puede impactar la cirugía tu riesgo de infectarte con la COVID-19.

Una vez que te den de alta en el hospital,y regreses a casa después de la cirugía, todavía tendrás que tomar medidas para protegerte y proteger a otros que estén cerca.

Hay determinadas cirugías que pueden hacerte más vulnerable a infecciones. Pregúntale a tu médico si tu recuperación afectará tu riesgo de infectarte con la COVID-19, y qué medidas preventivas puedes tomar.

Después de la cirugía, toma estas medidas:

  • Continúa practicando distanciamiento físico, evita las reuniones con mucha gente, ponte una mascarilla y lávate las manos con frecuencia.
  • Habla sobre los planes para tus visitas y atención médica de seguimiento.
  • Limita las visitas en tu casa después de la cirugía.
  • Si has estado expuesto a alguien infectado con la COVID-19, tal vez necesites hacer cuarentena por 14 días y tomarte la temperatura diariamente.

Habla con tu doctor para ver si necesitarás atención de seguimiento en persona en su consultorio. Los videos de telemedicina, las llamadas telefónicas, o las visitas a domicilio de profesionales de atención médica pueden ser opciones para ti.

Si necesitas ir al consultorio del médico:

  • Ponte una mascarilla
  • Lávate las manos con frecuencia
  • Practica distanciamiento físico

Habla con tu médico si te preocupa la atención médica domiciliaria. Al igual que lo hace el personal del hospital, estos trabajadores de la salud toman precauciones para evitar propagar la COVID-19 llevando EPP. También se les hacen pruebas de detección con regularidad. Pregúntale a la persona que te cuida sobre las medidas específicas tomadas para protección contra la COVID-19.

Aug. 25, 2020