Tratamientos oncológicos aplazados a causa de COVID-19: cómo afrontar este cambio

Concéntrate en mantener tu cuerpo sano, y en encontrar maneras de aliviar el estrés mientras esperas a que comience tu tratamiento oncológico.

Si se aplaza tu tratamiento oncológico a causa de la pandemia, quizás te preocupe qué significa eso para tu pronóstico. Tener un diagnóstico de cáncer causa estrés, pero puede que sientas más angustia y ansiedad si el riesgo de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) afecta tu tratamiento.

Muchas personas con cáncer han visto sus tratamientos demorados temporariamente. Lo siguiente es un vistazo las razones por que los médicos están aplazando los tratamientos oncológicos y cómo puedes afrontar esta situación mientras esperas a que comience.

¿Es seguro aplazar los tratamientos oncológicos?

La consideración si comenzar con un tratamiento oncológico de inmediato durante una pandemia requiere un balance cuidadoso del riesgo de infección con el virus que causa la COVID-19 y el riesgo de que el cáncer pueda crecer si se aplaza el tratamiento.

Las razones por las que tu médico puede recomendar aplazar tu tratamiento incluyen:

  • Hay un alto nivel de actividad del virus en tu área. Si las infecciones e internaciones en el hospital en tu área debidas al virus que causa la COVID-19 están llegando a niveles muy altos, quizás tu médico recomiende demorar tu tratamiento. Tu doctor tal vez determine que el riesgo de infección y la falta de recursos, como camas en el hospital y equipo de protección, pueden ser un mayor riesgo para tu salud que el cáncer.
  • Tienes un cáncer de crecimiento lento. Si tu cáncer no es agresivo y crece lentamente, tu médico tal vez recomiende aplazar el tratamiento oncológico. Para determinar si un cáncer es agresivo, los médicos analizan las células cancerosas en un laboratorio y usan información proporcionada por pruebas de detección por imágenes.

    Los tipos de cáncer que crecen lentamente probablemente no se propaguen en las semanas o los meses durante los que se aplaza el tratamiento oncológico. Por el contrario, si tu cáncer es agresivo y presenta un riesgo más alto de diseminación, tu doctor tal vez decida que un tratamiento inmediato es necesario a pesar de los riesgos relacionados con el virus que causa la COVID-19.

  • Un tratamiento menos invasivo. En su mayoría, la cirugía es parte del tratamiento para las personas que tienen cáncer. Pero si la cirugía presentara más riesgos a causa de preocupaciones sobre el virus que causa la COVID-19, tu médico puede recomendar aplazar la cirugía y en su lugar usar quimioterapia, terapia hormonal, o radioterapia. Esta estrategia de tratamiento (que algunas veces se conoce como terapia neoadyuvante) ayuda a controlar el cáncer hasta que sea más seguro realizar la cirugía.
  • Actualmente tienes la COVID-19. Generalmente, los médicos aconsejan aplazar o hacer una pausa en el tratamiento si se determina que tienes el virus que causa la COVID-19. Cómo se ajuste el plan de tratamiento dependerá de tu situación en particular.

¿Es seguro aplazar los tratamientos oncológicos?

Saber que no podrás comenzar tu tratamiento oncológico de inmediato quizás te lleve a pensar si es posible que tu cáncer se propague, o si los tratamientos en el futuro serán más difíciles. Habla sobre tus preocupaciones con tu médico y pídele detalles sobre tu situación en particular. Al saber más sobre tu cáncer, tal vez te sientas más cómodo con la decisión de tu médico acerca de tu tratamiento.

Para muchos tipos de cáncer, los médicos entienden bien cuáles necesitan un tratamiento inmediato a pesar de los riesgos que presenta el virus, y cuáles pueden esperar semanas o meses. Por ejemplo, en su mayoría, en el caso de los cánceres de próstata que no se han diseminado más allá de la próstata y de algunos cánceres de mama que son muy pequeños, aplazar el tratamiento por seis meses o más quizás no presente ningún peligro, especialmente cuando se usa una terapia neoadyuvante.

Tu doctor va a considerar cuidadosamente tu cáncer, tu salud en general, y la disponibilidad de recursos de atención médica, como número de camas en el hospital, antes de decidir si se puede aplazar tu tratamiento.

¿Cómo puedes afrontar las demoras para los tratamientos oncológicos?

Mientras esperas que comience tu tratamiento oncológico, sigue los consejos de tu médico para prepararte para el tratamiento. Los siguientes consejos pueden ser útiles:

  • Toma precauciones para evitar el virus que causa la COVID-19. Una infección con el virus que causa la COVID-19 podría hacer que te enfermes, y demorar aún más el tratamiento oncológico. Sigue las precauciones que te recomienden tu médico y los funcionarios de salud locales, como quedarte en casa cuanto sea posible, practicar distanciamiento físico cuando estés cerca de otras personas, ponerte una mascarilla de tela que te cubra la cara en lugares públicos, y lavarte las manos con frecuencia.
  • Mantente sano para poder estar listo para comenzar con el tratamiento oncológico. Comienza a practicar hábitos saludables ahora para sentirte fuerte cuando comience el tratamiento oncológico. Duerme lo suficiente para despertar cada día sintiéndote descansado. Sigue una dieta saludable con muchas frutas y verduras. Trata de hacer ejercicio la mayoría de los días de la semana. Encuentra actividades que te ayuden a reducir el estrés, como respiración profunda y ejercicios de relajación.
  • Habla sobre tus sentimientos con alguien en quien confíes. Recurre a un amigo o a un ser querido para hablar sobre tus emociones mientras esperas que comience el tratamiento oncológico. Conéctate con otras personas con cáncer a través de grupos en línea. Si te sientes abrumado, habla con tu médico o con alguien de tu equipo de atención médica para que te recomienden un profesional en salud mental, como un trabajador social diplomado, un psicólogo o un psiquiatra.
  • Busca una segunda opinión. Si no estás cómodo con el plan de tratamiento de tu doctor, quizás te tranquilice buscar una segunda opinión. Tal vez sea posible hacer esto con una visita virtual o de telemedicina y no tener que visitar a otro médico en persona. Consulta con tu proveedor de seguro de salud para confirmar que este tipo de cita médica esté cubierta por el seguro.
Sept. 03, 2020 See more In-depth

Ver también

  1. ¿Se puede trasmitir COVID-19 (coronavirus) a través de la comida, el agua, las superficies, y las mascotas?
  2. Un tratamiento oncológico seguro durante la pandemia de COVID-19
  3. Terapia con plasma de personas convalecientes
  4. Consejos para la seguridad para COVID-19 al salir de casa
  5. Enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19)
  6. Coronavirus: ¿Qué es, y cómo puedo protegerme?
  7. Duelo por la enfermedad del coronavirus:
  8. Consejos para viajar durante la epidemia del coronavirus
  9. El coronavirus y la gripe: similaridades y diferencias
  10. Tos
  11. Inmunidad colectiva y coronavirus
  12. COVID-19 y presión arterial alta
  13. COVID-19 y las mascotas
  14. COVID-19 y el riesgo de suicidio
  15. COVID-19 y tu salud mental
  16. Pruebas de anticuerpos para COVID-19
  17. Medicamentos contra la COVID-19 (coronavirus): ¿Hay alguno que sea eficaz?
  18. COVID-19 (coronavirus) en bebés y niños
  19. Efectos a largo plazo de COVID-19
  20. Estigma relacionado con COVID-19 (coronavirus): Qué es y cómo reducirlo
  21. Vacuna contra la COVID-19 (coronavirus)
  22. Pruebas de COVID-19
  23. COVID-19: ¿Cuánta protección ofrecen las mascarillas?
  24. Cómo afrontar el desempleo causado por COVID-19
  25. COVID-19 (coronavirus): Cuarentena, autoaislamiento, y distanciamiento físico
  26. COVID-19: Social distancing, contact tracing are critical
  27. COVID-19: ¿quién está a un mayor riesgo para los síntomas graves?
  28. Cómo desacreditar los mitos sobre COVID-19 (coronavirus)
  29. Diarrea
  30. Oxigenación por membrana extracorpórea
  31. Cirugía de importancia durante la era de COVID-19
  32. Fiebre
  33. Fiebre: primeros auxilios
  34. Guía de tratamiento de la fiebre
  35. Cómo recibir atención médica de emergencia con seguridad durante la pandemia de COVID-19
  36. Los niños, la soledad, y COVID-19
  37. Miel: ¿es eficaz para la tos?
  38. ¿En qué difieren los análisis de anticuerpos y las pruebas diagnósticas para COVID-19?
  39. Cómo tomarte el pulso
  40. Cómo medir tu fecuencia respiratoria
  41. Cómo visitar al médico con seguridad durante la pandemia de COVID-19
  42. Cómo tomarte la temperatura
  43. Cómo hablar con tus hijos sobre COVID19.
  44. Pérdida del olfato
  45. El minuto de Mayo Clinic: Te estás lavando mal las manos
  46. El minuto de Mayo Clinic: Las superficies comunes, ¿están muy sucias?
  47. Síndrome multisistémico inflamatorio pediátrico (MISC-C)
  48. Náuseas y vómitos
  49. Cirugía mayor durante la era de COVID-19
  50. Ser padre o madre y las necesidades especiales durante una pandemia
  51. Embarazo y COVID-19
  52. Infección con coronavirus por raza
  53. Conjuntivitis
  54. Pruebas de rutina para detección del cáncer durante la pandemia de COVID-19
  55. Actividades seguras al aire libre durante la pandemia de COVID-19
  56. Consejos para la seguridad al volver a clase durante COVID-19
  57. Las relaciones sexuales y COVID-19
  58. Dificultad para respirar
  59. Consejos para el cuidado de la piel durante una pandemia
  60. Mantente sano durante la pandemia de COVID-19 (coronavirus)
  61. Continúa tomando tu medicación durante la pandemia
  62. Visitas al médico por telemedicina en línea
  63. El trabajo a distancia durante el coronavirus
  64. Termómetros: Comprender las opciones
  65. Video: Seguridad al viajar para recibir atención médica durante la pandemia de COVID-19
  66. Tratamiento para COVID-19 en casa
  67. Síntomas inusuales del coronavirus
  68. Ojos llorosos
  69. Combate el contagio con el coronavirus en casa
  70. Rastreo de contactos y COVID-19: ¿qué es, y cómo funciona?
  71. ¿Cuál es la causa de la diarrea de mi bebé?