La pandemia de COVID-19 está haciendo que millones de personas pierdan su trabajo. Aprende cómo afrontar los efectos mentales y emocionales del desempleo durante esta pandemia.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Hay millones de personas en el mundo que están afrontando la pérdida del empleo causada por la pandemia de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). Ya sea temporario o permanente, el desempleo puede llevar a estrés, ansiedad, depresión, y otros desafíos de salud mental. La incertidumbre relacionada con la pandemia de la COVID-19 se suma a la angustia.

Si la pandemia de la COVID-19 ha sido la causa de tu desempleo, quizás estés sintiendo muchas emociones y tengas pensamientos problemáticos. Por ejemplo, quizás:

  • Sientas la pérdida de tu identidad y sentido de propósito
  • Te sientas poco apreciado, y que ya no eres esencial
  • Estés enojado, tengas miedo, y sientas celos de otros que todavía trabajan
  • Te sientas perdido, como que no sabes qué vas a hacer ahora
  • Estés preocupado sobre cómo cuidarte a ti mismo y a tu familia y proporcionar las necesidades básicas

No todos pasarán por estos sentimientos, pero hasta aquellos que están afrontando bien el desempleo quizás los tengan en algún momento.

El primer paso para afrontar los efectos mentales y emocionales del desempleo es aceptar que tus sentimientos son normales. De aquí, intenta estos pasos para controlar tus pensamientos y emociones:

Recuerda que eres humano. Esto quiere decir que tienes un cerebro que está condicionado a buscar amenazas. Cuando tu cerebro ubica una amenaza, como el desempleo, envía señales a través de tu cuerpo para reunir recursos para enfrentarla. Esta respuesta se conoce como la reacción de lucha o huida. Entre otras, esta reacción hace que el pulso y la respiración se aceleren y los músculos se tensen.

Cuando el cerebro entre en acción, respira profundamente. Retrocede por un momento. Acepta que lo que sientes es normal. Reconoce que estás haciendo todo lo posible, considerando las circunstancias.

Si has perdido tu trabajo de forma permanente o temporaria, el dolor por lo que has perdido es una de las emociones más importantes que quizás sientas. Tal vez ya conozcas las etapas del dolor por una pérdida: negación, ira, negociación, depresión, y aceptación. Quizás sientas las etapas del dolor por la pérdida de la misma manera en que sentirías la muerte de un ser querido. Afronta tus sentimientos de dolor de la misma manera que lo harías con otra pérdida.

Entre otras cosas que ya no tienes, quizás te duela no tener las actividades en tu trabajo que brindan sentido y propósito a tu vida. Quizás lamentes la pérdida de logros de los que te sientes orgulloso en tu carrera, y que te dan un sentido de pertenencia e identidad. También puedes lamentar la pérdida de las relaciones con tus colegas, y la estructura de tu día.

Intenta tener en mente que la pandemia de la COVID-19 está haciendo que muchas compañías en todo el mundo tengan que tomar decisiones difíciles. Piensa que las decisiones relativas a la COVID-19 se deben a la pandemia, no a tu mérito personal.

Si estás enfrentando dificultades para proporcionar las necesidades básicas para ti o tu familia y necesitas ayuda para desempleados, puedes acudir a los recursos en la comunidad para que te asistan. Recibir ayuda con las necesidades básicas, como casa y comida, puede reducir el estrés del desempleo.

Por ejemplo, los recursos locales, estatales, o del gobierno, como los bancos de alimentos, pueden estar disponibles para ayudar con las necesidades básicas. Además, en Estados Unidos quizás puedas tener acceso a un seguro de salud de costo razonable a través de HealthCare.gov si perdiste tu seguro de salud. Quizás también haya seguro por desempleo. En Estados Unidos tal vez también puedas recibir asistencia por desempleo debido a la pandemia si no puedes trabajar a causa de la pandemia de la COVID-19.

La vida durante la pandemia de la COVID-19 puede hacer que, para mucha gente, se eleven los niveles de ansiedad. Esto puede causar sentimientos de temor, tristeza, y desesperanza. Si sientes que tienes problemas, otros que están alrededor quizás también los tengan.

Estos sentimientos quizás causen que otras personas digan y hagan cosas que no entiendes. Cuando esto sucede, trata de pensar bien de otros. Intenta tener compasión al saber que, como tú, los otros probablemente están tratando de controlar sus sentimientos en un momento de crisis.

¿Qué te da energía, y qué te la quita? Intenta hacer más de las cosas que estimulan tu energía. Por ejemplo, evita ser muy duro contigo mismo o enfocarte en lo que has perdido. En lugar de eso, sé amable contigo mismo y busca razones para reír.

De la misma manera que lo harías cuando estabas trabajando, intenta conservar tu energía. Por ejemplo, programa descansos en tu día en lugar de pasar cada momento buscando trabajo. Estos descansos también pueden ayudarte a enfocarte menos en las preocupaciones sobre el futuro.

Trata de traer tus pensamientos al presente. Enfócate en lo que puedes controlar en este momento, en lugar de las preocupaciones sobre el futuro. Concéntrate en tu respiración, en lo que oyes o lo que ves. Si te estás moviendo, piensa, por ejemplo, en cómo se siente balancear los brazos. Si tu mente divaga a preocupaciones sobre tu trabajo o tus finanzas, intenta traerla de nuevo a las cosas sobre las que tienes control en el momento.

Enfocar tu atención de esta manera puede ayudar a liberar tu mente de pensamientos que te causen estrés y ansiedad.

Si conectas tu sentido de lo que vales a tu trabajo, busca nuevas maneras para darte cuenta de cuáles son las contribuciones que haces al mundo a tu alrededor. Quizás sea una buena idea hacer listas sobre ti mismo, como ser:

  • Qué cosas haces bien
  • Qué cosas te importan
  • Qué sabes
  • Con qué puedes contar en ti mismo

Este ejercicio puede ayudarte a recordar que siempre tienes estas cualidades, estés trabajando o no.

Si estás desempleado debido a la pandemia de la COVID-19, recuerda que mientras que no puedes controlar lo que te pasa, puedes controlar cómo responder. Prueba estas estrategias para cuidar de tu salud mental y emocional mientras al atravesar los días por venir.

May 21, 2020