EPOC: protección contra los brotes

Para reducir los brotes de EPOC, no fumes, prevén las infecciones y evita los irritantes comunes, como el humo y ciertos productos químicos domésticos.

La EPOC puede causar episodios llamados brotes o exacerbaciones. Esto es cuando los síntomas empeoran durante un período. Debido a que la EPOC hace que los pulmones sean más vulnerables, es importante que tomes medidas para protegerlos contra los brotes, lo cual también puede ayudar a disminuir el daño a los pulmones.

Para proteger tus pulmones, evita fumar y otros irritantes pulmonares comunes dentro y fuera de tu casa. También toma medidas para prevenir la gripe, la neumonía y otras enfermedades respiratorias.

Evita irritar tus pulmones

En general, para protegerte contra los irritantes:

  • Evita y limita la exposición a irritantes.
  • Usa una máscara si sabes que puedes estar expuesto a irritantes.
  • Usa un ventilador para dirigir cualquier vapor cercano lejos tuyo.

Evita el humo y los irritantes del exterior

  • Evita el tabaquismo y el humo de segunda mano.
  • Evita el humo al aire libre, como los incendios y las parrillas de carbón.
  • Evita hacer ejercicio al aire libre cuando hay una advertencia de seguridad aérea, la humedad es superior al 80 por ciento o está muy cálido o muy frío.
  • Use una máscara si va a hacer actividades que creen un polvo fino.

Ten cuidado con la pintura, la gasolina y los solventes

  • Utiliza únicamente pintura de látex a base de agua y productos de acabado de madera.
  • Cuando llenes tu auto o cortadora de césped, asegúrate de que el viento sople los vapores lejos de ti.
  • Nunca viertas gasolina u otros productos químicos en un garaje cerrado.
  • No enciendas un automóvil en el garaje, incluso cuando la puerta grande está abierta, porque no hay suficiente circulación de aire para evitar la acumulación de monóxido de carbono.

Limita los irritantes provenientes de la calefacción y la ventilación

  • Cambia la caldera o el filtro del aire acondicionado con frecuencia a intervalos regulares.
  • Deja las ventanas cerradas si el aire exterior contiene polvo o humo.
  • Usa un filtro de polvo o un humidificador si tienes aire acondicionado y calefacción de aire forzado.
  • Consigue un acondicionador de aire si no tienes aire acondicionado central.
  • Mantén el nivel de humedad de tu hogar entre el 40 y el 50 por ciento.
  • Usa el extractor del baño o abre una ventana o una puerta cuando te duches o te bañes.

Alivia la irritación cuando hagas limpieza del hogar

  • Siempre que puedas, usa líquidos o cremas en lugar de aerosoles.
  • Que otra persona limpie con aspiradora las cortinas y alfombras.
  • Usa un paño o trapeador que haya sido tratado para retener el polvo.
  • Enciende el horno o el ventilador del aire acondicionado para limpiar más rápidamente el polvo del aire.
  • Limita el uso de productos químicos y abre las ventanas o, cuando sea posible, usa los productos al aire libre. Una máscara antipolvo no te protegerá de los gases tóxicos.
  • Usa productos a base de agua, sin amoníaco ni olores fuertes.

Sé prudente a la hora de elegir productos de cuidado personal

  • Usa productos sin aerosol que no produzcan vapores, como desodorantes a bolilla y productos para el cabello en gel o mousse.
  • Limita el uso de perfumes, colonias o lociones para después de afeitarte, o no uses directamente estos productos si te molestan.
  • Evita usar esmalte de uñas y quitaesmalte si te molestan.

Prevenir las infecciones respiratorias

Si tienes EPOC, corres mayor riesgo de sufrir complicaciones graves a causa de un resfrío, una gripe u otras infecciones respiratorias. Para ayudar a proteger tu salud y tus pulmones de este tipo de enfermedades, realiza lo siguiente:

  • Limpia cualquier aparato respiratorio que utilices, como el equipo de oxígeno, según las instrucciones.
  • Lávate las manos antes de tocar el equipo o los medicamentos y después de manipular pañuelos descartables usados.
  • Lávate las manos después de usar el baño.
  • Evita los lugares donde haya mucha gente durante la época de gripe y resfríos.
  • Evita el contacto con personas que tengan un resfrío o gripe.
  • Si tienes que estar cerca de una persona enferma, usa una máscara sobre la boca y la nariz, y lávate las manos después de la visita.
  • Pregúntale a tu médico sobre las vacunas contra la gripe y la neumonía.
  • Habla con tu médico sobre si puedes necesitar un antibiótico regular para tomar ante la primera señal de una infección de las vías respiratorias.
June 20, 2019 See more In-depth