Modo de vida y remedios caseros

Escrito por personal de Mayo Clinic

La espondilosis cervical leve podría mejorar con:

  • Ejercicio regular. Mantener la actividad ayudará a acelerar la recuperación, incluso si tienes que modificar algunos de tus ejercicios de manera temporal debido al dolor de cuello. Las personas que caminan a diario tienen menos probabilidades de experimentar dolor de cuello y lumbalgia.
  • Analgésicos de venta libre. El ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros), el naproxeno sódico (Aleve) o el paracetamol (Tylenol, otros) muchas veces son suficientes para controlar el dolor relacionado con la espondilosis cervical.
  • Calor o frío. La aplicación de calor o de frío en el cuello puede aliviar el dolor en los músculos de esa zona.
  • Dispositivo de inmovilización blando para el cuello. El dispositivo de inmovilización permite que los músculos del cuello descansen. Sin embargo, un dispositivo de inmovilización para el cuello debería usarse solo durante cortos períodos porque, con el tiempo, puede debilitar los músculos de esa zona.
Nov. 18, 2015