Diagnósticos

Las personas que tienen la enfermedad de Castleman unicéntrica no suelen notar ningún signo ni síntoma. El ganglio linfático afectado puede descubrirse durante un examen de detección o durante el tratamiento de otra enfermedad.

Si se sospecha la presencia de la enfermedad de Castleman unicéntrica o multicéntrica, es probable que el médico comience con una exploración física minuciosa de los ganglios linfáticos para determinar su tamaño y consistencia.

El médico puede recomendarte lo siguiente:

  • Análisis de sangre y orina, para descartar otras infecciones o enfermedades. Estos análisis también pueden revelar anemia y anomalías en las proteínas de la sangre que, a veces, son características de la enfermedad de Castleman.
  • Pruebas de diagnóstico por imágenes, para detectar un aumento de tamaño de los ganglios linfáticos, el hígado o el bazo. Se pueden hacer exploraciones por tomografías computarizadas (TC) o resonancias magnéticas (RM) del cuello, el pecho, el abdomen y la pelvis. Las tomografías por emisión de positrones (TEP) también pueden usarse para diagnosticar la enfermedad de Castleman y evaluar si un tratamiento es efectivo.
  • Biopsia de ganglios linfáticos, para diferenciar la enfermedad de Castleman de otros tipos de trastornos del tejido linfático, como el linfoma. Se extirpa y examina en el laboratorio una muestra de tejido de un ganglio linfático agrandado. Según la ubicación del ganglio linfático, la biopsia puede hacerse con anestesia local o durante una cirugía más extensa.

Tratamientos

El tratamiento depende del tipo de enfermedad de Castleman que tengas.

Enfermedad de Castleman unicéntrica

La enfermedad de Castleman unicéntrica puede curarse con cirugía mediante la extracción del ganglio linfático afectado. Si el ganglio está ubicado en el pecho o en el abdomen (que a menudo es el caso), puede requerir cirugía mayor.

Si no es posible realizar la extracción con cirugía, puede utilizarse medicación para reducir su tamaño. La radioterapia también puede ser una manera efectiva de destruir el tejido afectado.

Tendrás que someterte a estudios de seguimiento, entre ellos pruebas por imágenes, para detectar si se produce una recaída.

Enfermedad de Castleman multicéntrica

Habitualmente, la cirugía no es una opción para la enfermedad de Castleman multicéntrica debido a la serie de ganglios linfáticos comprometidos. No obstante, extraer el bazo agrandado mediante cirugía podría ser una opción para facilitar el alivio de los síntomas.

El tratamiento generalmente implica medicamentos y otras terapias para controlar el crecimiento celular excesivo. El tratamiento específico depende de la extensión de la enfermedad y de si tienes infección por el VIH o por el VHH-8 o por ambos.

Algunas de las opciones son:

  • Anticuerpos monoclonales, para inhibir la acción de la proteína IL-6 que contribuye al crecimiento celular excesivo. El médico puede recomendarte un tratamiento inicial con un anticuerpo monoclonal, como el siltuximab (Silvant) si no tienes daño orgánico o infección por el VIH o el VHH-8.
  • Quimioterapia, para enlentecer el crecimiento excesivo de células linfáticas. El médico puede recomendarte agregar quimioterapia si la enfermedad no responde a los anticuerpos monoclonales o si tienes insuficiencia orgánica.
  • Corticoesteroides, para controlar la inflamación.
  • Medicamentos antivirales, para inhibir la actividad del VHH-8 o VIH si tienes uno o ambos virus.
  • Talidomida (Thalomid), para inhibir la acción de la proteína IL-6. La talidomida es un modulador del sistema inmunitario que ha demostrado ser efectivo para inducir la remisión en la enfermedad de Castleman.

Estrategias de afrontamiento, y apoyo

El diagnóstico de la enfermedad de Castleman puede ser complejo porque la enfermedad es poco frecuente y, generalmente, se produce con otras enfermedades graves, como el VIH/sida y el sarcoma de Kaposi. Para ayudarte a afrontar la enfermedad de Castleman:

  • Busca a alguien con quien hablar. Puede que te sientas cómodo hablando de tus sentimientos con un amigo o familiar, o quizás prefieras reunirte con un grupo formal de apoyo.
  • Fija metas razonables. Tener metas te da una sensación de control y te puede dar un propósito. Sin embargo, escoge metas que puedas lograr.

Preparación para la consulta

Es posible que te deriven a un médico que se especializa en el tratamiento de trastornos sanguíneos (hematólogo).

Qué puedes hacer

  • Anota los síntomas que has tenido y por cuánto tiempo los has tenido.
  • Anota la información médica importante, incluso otras enfermedades.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que estés tomando.

Preguntas para hacerle al médico

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis signos y síntomas?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme? ¿Requieren alguna preparación especial?
  • ¿Qué tratamiento recomiendas? ¿Necesito hacerme una cirugía?

Además de las preguntas que hayas preparado para hacerle al médico, no dudes en hacerle otras durante la consulta.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas. Estar listo para responderlas puede darte tiempo para repasar los puntos a los que quieras dedicarles más tiempo. Te puede preguntar lo siguiente:

  • ¿Tienes alguna otra enfermedad, como VIH/sida o sarcoma de Kaposi?
  • ¿Cuándo comenzaste a experimentar los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas?
  • ¿Hay algo que parezca mejorar los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, esté empeorando los síntomas?
Aug. 27, 2014
References
  1. AskMayoExpert. ¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Castleman? Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2014.
  2. Brown JR, et al. Unicentric Castleman's disease (Enfermedad de Castleman unicéntrica). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 14 de julio de 2014.
  3. Aster JC, et al. Multicentric Castleman's disease (Enfermedad de Castleman multicéntrica). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 14 de julio de 2014.
  4. Dispenzieri A, et al. The clinical spectrum of Castleman's disease (El espectro clínico de la enfermedad de Castleman). American Journal of Hematology (Revista Estadounidense de Hematología). 2012;87:997.
  5. Fajgenbaum DC, et al. HHV-8-negative, idiopathic multicentric Castleman disease: Novel insights into biology, pathogenesis, and therapy (Enfermedad de Castleman multicéntrica, idiopática, negativa al HHV-8: nuevas perspectivas sobre biología, patogénesis y terapia). Blood (Sangre). 2014;123:2924.
  6. Robinson D, et al. Clinical epidemiology and treatment patterns of patients with multicentric Castleman disease: Results from two US treatment centers (Epidemiología clínica y patrones de tratamiento de pacientes con enfermedad de Castleman multicéntrica: resultados de dos centros de tratamiento en EE. UU.). British Journal of Haematology (Revista Británica de Hematología). 2014;165:39.
  7. Talat N, et al. Surgery in Castleman's disease: A systematic review of 404 published cases (Cirugía en la enfermedad de Castleman: una revisión sistemática de 404 casos publicados). Annals of Surgery (Anales de cirugía). 2012;255:677.