Los signos y síntomas del choque cardiógeno abarcan los siguientes:

  • Respiración rápida
  • Dificultad para respirar grave
  • Latidos del corazón rápidos y repentinos (taquicardia)
  • Pérdida del conocimiento
  • Pulso débil
  • Sudoración
  • Piel pálida
  • Pies y manos fríos
  • No orinar u orinar menos de lo normal

Síntomas de un ataque cardíaco

Como el choque cardiógeno ocurre generalmente en personas que están teniendo un ataque cardíaco grave, es importante conocer los signos y síntomas de un ataque cardíaco. Algunos de ellos son:

  • Presión, inflamación o dolor opresivo en el centro del pecho que dura más de unos pocos minutos
  • Dolor que se extiende más allá del pecho y llega al hombro, el brazo, la espalda, o incluso a los dientes y la mandíbula
  • Episodios crecientes de dolor en el pecho
  • Dolor prolongado en la parte superior del abdomen
  • Dificultad para respirar
  • Sudoración
  • Aturdimiento o mareos repentinos
  • Náuseas y vómitos

Si buscas atención médica rápidamente cuando tienes estos signos o síntomas, puedes disminuir el riesgo de padecer un choque cardiógeno.

Cuándo consultar al médico

Cuando el tratamiento del ataque cardíaco se recibe rápidamente, mejoran las posibilidades de sobrevivir y se reduce al mínimo el daño al corazón. Si estás teniendo síntomas de un ataque cardíaco, llama al 911 o a otros servicios médicos de urgencia para obtener ayuda. Si no tienes acceso a servicios médicos de urgencia, pide a alguien que te lleve al hospital más cercano. No manejes tú.

Oct. 09, 2014