Tratamiento oncológico para mujeres: posibles efectos secundarios sexuales

El tratamiento oncológico puede provocar cambios físicos que hacen que tener relaciones sexuales sea más difícil.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Probablemente el sexo sea lo último en lo que pienses cuando empieces a considerar las opciones de tratamiento oncológico y a afrontar la ansiedad que implica recibir un diagnóstico de cáncer.

Sin embargo, cuando empieces a sentirte más cómoda durante el tratamiento oncológico y después de este, querrás volver a tener una vida tan «normal» como puedas. Para muchas mujeres, esto incluye reanudar la intimidad sexual.

Tener una conexión íntima con tu pareja puede hacerte sentir amada y acompañada mientras pasas por tu tratamiento oncológico. Pero los efectos secundarios sexuales del tratamiento oncológico pueden hacer que retomar la actividad sexual sea difícil.

Descubre si corres el riesgo de tener efectos secundarios sexuales durante y después del tratamiento oncológico y cuáles son los tratamientos que pueden provocarlos.

¿Quiénes están en riesgo de sufrir efectos sexuales secundarios?

Las mujeres que presentan el mayor riesgo de sufrir efectos sexuales secundarios son aquellas que reciben tratamiento de:

  • Cáncer de vejiga
  • Cáncer de mama
  • Cáncer de cuello uterino
  • Cáncer de colon
  • Cáncer de ovario
  • Cáncer de recto
  • Cáncer de útero
  • Cáncer de vagina

El tratamiento de cualquier cáncer conlleva el riesgo de provocar cambios físicos en el cuerpo que pueden alterar tu imagen corporal y tu sexualidad. No obstante, tener cáncer también afecta tus emociones, sin importar qué tipo de cáncer tengas. Por ejemplo, puedes sentir ansiedad o cansancio debido a tu diagnóstico, tratamiento o pronóstico. Estas emociones también pueden afectar tu actitud con respecto al sexo y a la intimidad con tu pareja.

¿Cuáles son los efectos secundarios sexuales más frecuentes?

El tratamiento que recibas, así como el tipo y el estadio del cáncer determinarán si tendrás efectos secundarios sexuales. Los efectos secundarios informados con más frecuencia entre las mujeres comprenden:

  • Dificultad para alcanzar el clímax
  • Menos energía para la actividad sexual
  • Pérdida del deseo sexual
  • Dolor durante la penetración
  • Disminución del tamaño de la vagina
  • Sequedad vaginal

No todas las mujeres tendrán estos efectos secundarios. El médico puede darte una idea acerca de si tu tratamiento específico causará alguno de estos efectos.

June 26, 2014 See more In-depth