Estudio de Mayo Clinic que informa un aumento de la incidencia con respecto a la infección del clostridium difficile