La fractura de un dedo del pie es una lesión frecuente que generalmente ocurre cuando algo cae sobre el pie o cuando te golpeas el dedo del pie.

En la mayoría de los casos, el dedo del pie fracturado se puede inmovilizar uniéndolo con cinta al dedo contiguo. Pero si la fractura es grave, especialmente si es en el dedo grande, es posible que necesites un yeso o incluso una cirugía para asegurarte de que el dedo fracturado sane adecuadamente.

La mayoría de las fracturas de los dedos de los pies sanan bien, generalmente al cabo de cuatro a seis semanas. Con menor frecuencia, según la ubicación precisa y la gravedad de la lesión, un dedo del pie fracturado puede infectarse o ser más vulnerable a la artrosis en el futuro.

Sept. 06, 2014