La clavícula no se endurece por completo hasta alrededor de los 20 años. Debido a esto, los niños y adolescentes corren un mayor riesgo de tener una fractura de clavícula. Este riesgo disminuye después de los 20 años, pero vuelve a aumentar en el caso de personas mayores a medida que la fuerza ósea disminuye con la edad.

Oct. 23, 2015