Un experto en cáncer responde a preguntas comunes sobre la toma de decisiones de tratamiento y la preparación para el futuro cuando se tiene cáncer de mama metastásico.

Escuchar a tu médico decir que tienes cáncer de mama metastásico puede ser impactante. Una vez que hayas podido procesar la información, dedica algún tiempo a conversar con tu médico y tus seres queridos sobre los pasos siguientes.

Aquí, Timothy J. Moynihan, M.D., el oncólogo de Mayo Clinic, comparte sus consejos sobre los temas que debes analizar con el proveedor de atención médica y con tus seres queridos.

Es fundamental que analices los objetivos del tratamiento con tu proveedor de atención médica y tus seres queridos. Estas son algunas preguntas para iniciar la conversación:

  • ¿Cuán intensivo quieres que sea el tratamiento? Dependiendo de cómo te sientas en este momento, de tu edad o de otros factores, podrías tolerar un tratamiento más intensivo o no.
  • Aparte del cáncer, ¿cómo es tu estado su salud? ¿Tienes otras afecciones médicas que hay que considerar?
  • ¿Tener hijos en el futuro es una preocupación para ti? Habla con tu médico sobre tus opciones de fecundidad y cómo eso puede afectar tus planes de tratamiento. Pide una remisión a un especialista en fertilidad si tienes preguntas.
  • ¿Qué cuestiones sobre la calidad de vida son más importantes para ti durante este tiempo? ¿Estás dispuesto a soportar los efectos secundarios del tratamiento, como la fatiga y las náuseas, que pueden afectar negativamente tu vida cotidiana pero que podrían prolongar tu vida y el tiempo que pasas con tus seres queridos?
  • ¿Qué importancia tiene para ti el control del dolor y los síntomas? Habla con tu médico sobre cómo controlarás tu dolor o si existen métodos de medicina complementaria que puedan ayudarte a afrontarlo.
  • ¿Tienes seguro médico? Si el costo del tratamiento es una preocupación para ti, infórmaselo a tu médico. Puede haber opciones de menor costo, como los medicamentos genéricos, o asistencia económica disponible.

Pregúntale al médico si eres elegible para algún ensayo clínico. La elegibilidad depende de muchos factores, inclusive el lugar donde vives, los tratamientos previos para el cáncer mamario y las características individuales de su afección. En clinicaltrials.gov, puedes consultar una lista de ensayos clínicos en la que se pueden hacer búsquedas.

Habla con el médico sobre cómo medir el éxito del plan de tratamiento y cuándo se debe considerar la suspensión o el cambio del tratamiento.

Si los tratamientos para retardar el avance del cáncer no funcionan, puede ser el momento de analizar el cambio de enfoque del tratamiento para reducir el dolor y otros síntomas a través del cuidado paliativo, del cuidado para pacientes terminales o de los cuidados en casa.

Habla sobre tus deseos con tus seres queridos, así como con tu equipo de atención médica, con antelación.

Una directiva anticipada, como un testamento en vida o un poder legal duradero para el cuidado de la salud, te permite decidir por adelantado cómo será tu tratamiento. Las leyes relativas a estos documentos varían según el estado. Habla con tu médico, trabajador social o abogado para obtener más detalles.

Planificar el futuro puede parecer desalentador, pero también puede traerte tranquilidad. Tener un plan en marcha puede aliviar la carga emocional, financiera y legal que tu familia enfrentará una vez que tú ya no estés aquí.

Habla con tu abogado o trabajador social sobre la redacción de dos testamentos diferentes. Uno es para fines económicos; el otro es para la toma de decisiones médicas. Designar a alguien para que te ayude a tomar tus decisiones, si alguna vez no puedes hablar por ti mismo, garantizará que se te trate de la manera en que tú deseas ser tratado.

También es un buen momento para poner en orden tus asuntos reuniendo tus registros financieros, pólizas de seguro y otros documentos importantes. Guárdalos en un lugar seguro, como en una caja de seguridad, una caja a prueba de fuego o con tu abogado. Asegúrate de que tus seres queridos sepan dónde encontrarlos y puedan acceder a ellos en caso de emergencia.

También podría ser útil para tu familia que hagas los preparativos para tu funeral o planees una celebración de tu vida con tu propio toque personal.

Feb. 05, 2020