Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

En los casos de botulismo alimentario, los médicos, a veces, vacían el aparato digestivo mediante la inducción al vómito y la administración de medicamentos para estimular los movimientos intestinales. Si tienes botulismo en una herida, el médico puede necesitar quitar el tejido infectado con cirugía.

Antitoxina

Si te diagnostican botulismo alimentario o por herida en forma temprana, la antitoxina inyectada reduce el riesgo de padecer complicaciones. La antitoxina se adhiere a la toxina que sigue circulando en el torrente sanguíneo y evita que dañe los nervios.

Sin embargo, la antitoxina no puede revertir el daño que ya está hecho. Por suerte, los nervios se regeneran. Muchas personas se recuperan por completo, pero puede llevar meses y una terapia de rehabilitación extendida.

Un tipo diferente de antitoxina, conocida como «inmunoglobulina botulínica», se utiliza para tratar a los bebés.

Antibióticos

Se recomiendan antibióticos para el tratamiento del botulismo por herida. Sin embargo, estos medicamentos no son recomendables para otros tipos de botulismo, ya que pueden acelerar la liberación de las toxinas.

Asistencia respiratoria

Si tienes dificultad para respirar, es probable que necesites un respirador artificial durante varias semanas, dado que los efectos de la toxina disminuyen de forma gradual. El respirador manda aire hacia los pulmones por medio de un tubo que se inserta en las vías respiratorias por la nariz o por la boca.

Rehabilitación

A medida que te recuperas, también puedes necesitar terapia para mejorar el habla, la deglución y otras funciones afectadas por la enfermedad.

June 13, 2015