Descripción general

Los piojos del cuerpo son pequeños insectos aproximadamente del tamaño de una semilla de sésamo. Viven en tus prendas y ropa de cama y viajan hasta la piel varias veces al día para alimentarse de sangre. Los sitios más comunes donde aparecen picaduras son aquellos donde las costuras de las prendas tienen más probabilidad de tocar la piel, como por ejemplo: el cuello, los hombros, las axilas, la cintura y la ingle.

Los piojos del cuerpo son más comunes en condiciones de vida atestadas de personas y sin higiene, como campos de refugiados y refugios para personas sin hogar. Las picaduras de los piojos del cuerpo pueden propagar determinados tipos de enfermedades e incluso causar epidemias. También se pueden transmitir a través del contacto directo con las prendas de una persona infectada.

Las prendas y la ropa de cama infectada con piojos del cuerpo deberían lavarse en agua caliente y jabonosa y secarse a máquina con el ciclo caliente.

Síntomas

Las picaduras de los piojos del cuerpo pueden provocar una picazón intensa y es posible que observes áreas pequeñas con sangre y costras sobre la piel en el lugar donde se encuentran las marcas de las picaduras.

Consulta con el médico si las mejoras en la higiene no eliminan la infestación, o si presentas una infección en la piel por rascarte las picaduras.

Causas

Los piojos del cuerpo son similares a los de la cabeza, pero tienen hábitos diferentes. Los piojos de la cabeza viven en el cabello y se alimentan del cuero cabelludo, mientras que los piojos del cuerpo, en general, viven en las prendas y en la ropa de cama. Se trasladan a la piel varias veces al día para alimentarse de sangre.

Las costuras de la ropa son lugares frecuentes donde los piojos ponen sus huevos (liendres). Puedes infestarte con piojos del cuerpo si tienes contacto cercano con una persona que tiene piojos, o con prendas o ropa de cama infestadas con piojos del cuerpo.

Factores de riesgo

Las personas que tienen un riesgo más alto de padecer piojos del cuerpo suelen vivir en condiciones de hacinamiento y antihigiénicas. Algunos de ellos son:

  • Refugiados de guerra
  • Personas sin hogar
  • Víctimas de desastres naturales

Los perros, los gatos y otras mascotas no propagan los piojos del cuerpo.

Complicaciones

En general, las infestaciones de piojos en el cuerpo causan problemas menores. No obstante, algunas veces conllevan otras complicaciones, como las siguientes:

  • Infecciones secundarias. Cuando el piojo rasca y escarba para alimentarse con tu sangre, puede irritarte la piel. Si te rascas para aliviar la picazón, también puedes irritarte la piel. Si la piel queda en carne viva por estas irritaciones, se pueden desarrollar otras infecciones.
  • Cambios en la piel. Si tienes piojos en el cuerpo durante mucho tiempo, es posible que sufras cambios en la piel, como engrosamiento y cambios de color, en especial alrededor de la cintura, en la ingle o en la parte superior de los muslos.
  • Propagación de enfermedades. Los piojos del cuerpo pueden transportar y propagar algunas enfermedades bacterianas, como tifus, fiebre recurrente o fiebre de las trincheras.

Prevención

Para prevenir el contagio de piojos del cuerpo, evita el contacto físico o compartir ropa de cama o prendas con una persona infestada. Bañarse periódicamente y ponerse ropa limpia al menos una vez por semana también puede ayudar a prevenir y controlar la propagación de piojos del cuerpo.