Descripción general

El organismo microscópico Blastocystis hominis puede hallarse en las heces de personas sanas que no tienen ningún síntoma digestivo. El agente Blastocystis hominis a veces también se encuentra en las heces de personas que tienen diarrea, dolor abdominal u otros problemas gastrointestinales.

Los investigadores aún no comprenden por completo la función que cumple el Blastocystis hominis como causante de una infección, si es que cumple alguna. Determinadas formas de Blastocystis hominis probablemente estén más relacionadas con una infección con síntomas. A veces, el organismo simplemente vive en el tubo digestivo de una persona sin causar daños.

La infección por Blastocystis hominis suele desaparecer por sí sola. No hay tratamientos de eficacia comprobada para estas infecciones. Sin embargo, si los síntomas no mejoran, el médico puede recomendarte que pruebes determinados medicamentos.

Síntomas

Los signos y síntomas que pueden estar relacionados con la blastocistosis incluyen:

  • Diarrea
  • Náuseas
  • Calambres abdominales
  • Hinchazón
  • Gas excesivo (flatulencias)
  • Urticaria
  • Pérdida de apetito
  • Fatiga

Cuándo consultar con el médico

Consulta con tu médico si tienes signos y síntomas, como diarrea o calambres, que duren más de tres días.

Causas

Si bien se consideraba un hongo levaduriforme inofensivo, el blastocystis es un parásito: un organismo unicelular microscópico (protozoico). Muchos protozoicos suelen habitar el tubo digestivo y son inofensivos e incluso beneficiosos, mientras que otros generan enfermedades.

No se logró un consenso respecto a si el blastocystis es un tipo de protozoico que genera enfermedades. Si bien las personas portadoras de blastocystis no presentan signos ni síntomas, el organismo también se encuentra en personas que tienen diarrea y otros problemas digestivos. El blastocystis suele aparece junto con otros organismos, por lo que no resulta claro si provoca enfermedades por sí solo o es un organismo inocente.

También es posible que muchas personas sean portadoras de blastocystis. Estos portadores no presentan signos ni síntomas de infección. Y la incidencia de los síntomas no aumenta si se incrementan la cantidad de parásitos.

Si bien nadie sabe con certeza cómo ingresa el blastocystis al sistema digestivo, los expertos creen que el blastocystis puede ingresar al tubo digestivo mediante el contacto oral con la materia fecal. Esto puede ocurrir cuando una persona no se lava las manos de forma minuciosa luego de usar el baño y antes de preparar una comida. La prevalencia de blastocystis aumenta en lugares con condiciones higiénicas inadecuadas y mala higiene personal.

Factores de riesgo

La blastocistosis es frecuente y cualquier persona puede tener el organismo en sus heces. Es posible que tengas mayor riesgo si viajas o vives en lugares donde las condiciones de higiene no son las adecuadas o en los que el agua no es segura.

Complicaciones

Si tienes diarrea asociada con blastocistosis, es probable que se resuelva de forma espontánea. Sin embargo, siempre que se tiene diarrea, se pierden líquidos, sales y minerales fundamentales, lo que puede llevar a la deshidratación. Los niños son especialmente vulnerables a la deshidratación.

Prevención

Podrás prevenir la blastocistosis u otras infecciones gastrointestinales tomando una serie de precauciones cuando viajas por países de alto riesgo.