Vacuna contra la influenza aviar

La Administración de Alimentos y Medicamentos aprobó una vacuna para prevenir la infección con una cepa del virus de la gripe aviar H5N1. Esta vacuna no está disponible para el público, pero el gobierno de los Estados Unidos la está acopiando y la distribuirá en caso de que haya un brote.

Esta vacuna podría utilizarse inicialmente en dicho brote para brindar protección limitada hasta que se desarrolle y se produzca otra vacuna — diseñada para proteger contra la forma específica del virus que causa el brote—. Los investigadores continúan trabajando en otros tipos de vacunas contra la influenza aviar.

Recomendaciones para viajeros

Si viajas al sudeste asiático o a cualquier otra región donde hay brotes de gripe aviar, ten presente las siguientes recomendaciones de salud pública:

  • Evita las aves domésticas. En la medida de lo posible, evita las zonas rurales, las granjas y los mercados al aire libre.
  • Lávate las manos. Es una de las formas más simples y efectivas de prevenir todo tipo de infecciones. Cuando viajas, usa un desinfectante para manos a base de alcohol que contenga, por lo menos, 60 por ciento de alcohol.
  • Consulta acerca de las vacunas contra la influenza. Antes de viajar, pregúntale al médico acerca de una vacuna contra la influenza. No te protegerá específicamente de la gripe aviar, pero puede ayudarte a reducir el riesgo de infección simultánea con el virus de la influenza humana y aviar.

Carne de ave y productos a base de huevo

Debido a que el calor destruye los virus aviares, la carne de ave cocida no presenta un riesgo para la salud. Aun así, es mejor tomar precauciones al manipular y al preparar la carne de ave que puede estar contaminada con salmonella u otras bacterias perjudiciales.

  • Evita la contaminación cruzada. Usa agua caliente y jabonosa para lavar las tablas de cortar, los utensilios y todas las superficies que hayan entrado en contacto con la carne de ave cruda.
  • Realiza una cocción completa. Cocina el pollo hasta que sus jugos estén transparentes y hasta que alcance una temperatura interna mínima de 165 °F (74 °C).
  • Evita los huevos crudos. Debido a que las cáscaras de huevo suelen estar contaminadas con excremento de ave, evita las comidas que contengan huevos mal cocidos o crudos.
Sept. 25, 2014