Para aliviar los síntomas, muchas personas con ardor de estómago frecuente recurren a medicamentos de venta libre o terapias alternativas. Recuerda que incluso los remedios naturales pueden tener efectos secundarios y riesgos, como las posibles interacciones graves con medicamentos de venta con receta. Siempre tienes que investigar bien y consultar con el médico antes de probar una terapia alternativa.

No se comprobó que alguna terapia alternativa en especial alivie el reflujo de bilis, ni que proteja contra la inflamación esofágica o alivie sus efectos. Algunos remedios a base de hierbas pueden ayudar, pero no hay pruebas sobre su eficacia y algunos pueden ser perjudiciales. Si decides comenzar con alguna de estas terapias, háblalo con tu médico. Algunos de ellos son:

  • Manzanilla, tiene efectos antiinflamatorios. Los tés de manzanilla se consiguen en todas partes y tienen un riesgo bajo de efectos secundarios.
  • Regaliz, se usa mucho para aliviar la inflamación asociada con la enfermedad por reflujo gastroesofágico, la gastritis, las úlceras y otros problemas digestivos. Sin embargo, el regaliz tiene una sustancia química llamada «glicirricina» que, con el uso prolongado, está asociada con riesgos de salud graves, como presión arterial alta e hinchazón en los tejidos. Consulta con el médico antes de probar esta terapia. Existen preparados de venta con receta que no contienen glicirricina.
  • Ulmus rubra, un producto de la raíz y la corteza de un árbol, puede ayudar a aliviar el tubo digestivo. El ulmus rubra se puede mezclar con agua para tomar después de las comidas y antes de irte a dormir. El ulmus rubra puede disminuir la absorción de medicamentos recetados.
  • Malvavisco (Althaea officinalis), es una hierba, no es el caramelo blanco inflado, que se ha usado para aliviar los síntomas de la enfermedad por reflujo gastroesofágico. Al igual que el ulmus rubra, el malvavisco puede interferir con la absorción de los medicamentos.
March 04, 2015