A algunas personas les interesa probar la medicina alternativa para tratar la enuresis. La medicina alternativa consiste en el uso de un enfoque no convencional en lugar de la medicina convencional. Tal vez, otras personas deseen probar una medicina complementaria —un enfoque no convencional que se usa junto con la medicina convencional— para tratar la enuresis.

Numerosas terapias, como la hipnosis y la acupuntura, cuentan con evidencia limitada acerca de su efectividad, y hay otras terapias cuyo uso no está avalado por ninguna prueba.

  • Hipnosis. Se han llevado a cabo ensayos pequeños de hipnosis que, junto con el incentivo de despertarse en una cama seca o de ir al baño durante la noche, permitieron descubrir que esta terapia puede ayudar a que algunos niños no mojen la cama durante la noche, pero se necesita más investigación.
  • Acupuntura. Este tratamiento supone la inserción de agujas finas en partes específicas del cuerpo. La acupuntura puede ser efectiva en algunos niños, pero se necesita más investigación.
  • Dieta. Algunas personas creen que ciertos alimentos afectan la función de la vejiga y que eliminarlos de la dieta podría ayudar a disminuir la enuresis. Las pruebas no son contundentes, por lo que se necesita más investigación.
  • Terapia quiropráctica. La idea detrás de la terapia quiropráctica es que si la columna vertebral no está alineada, las funciones normales del cuerpo se verán afectadas. Sin embargo, hay poca evidencia respecto del uso de la terapia quiropráctica para el tratamiento de la enuresis.
  • Homeopatía y hierbas. Si bien algunas personas intentan con remedios homeopáticos y con productos a base de hierbas, ninguno de estos demostró ser efectivo en los ensayos clínicos.

Asegúrate de hablar con el médico de tu hijo antes de comenzar cualquier terapia complementaria o alternativa. Si eliges un enfoque no convencional, pregúntale al médico si es seguro para tu hijo y asegúrate de que no interfiera con otros medicamentos que tome.

Oct. 11, 2014