Una buena postura minimiza la presión en tus articulaciones y tus músculos, lo que puede ayudar a evitar dolores. Pero, ¿qué es una buena postura? Cuando estés de pie, conserva el pecho alto y los hombros hacia atrás, relajados. Trata de no inclinar la cabeza hacia adelante, hacia atrás, o hacia los costados. Empuja el abdomen y los glúteos hacia adentro. Asegúrate de que tengas las rodillas relajadas y que no estén trancadas. Tus pies van a estar en una posición paralela, y tu peso equilibrado de modo uniforme en los dos pies.

June 09, 2015