Masajes y terapia de relajación

Además de masajes, las técnicas de relajación comprenden meditación, biorretroalimentación, hipnosis y relajación muscular progresiva. No se sabe claramente si algunas de estas técnicas ayudan directamente con el asma, pero parecen reducir el estrés y promover una sensación de bienestar.

Con el ejercicio regular, la incorporación de técnicas de relajación en tu vida puede ayudarte a que te sientas mejor en general.

Vitaminas y suplementos

Se necesita más investigación para determinar si las vitaminas u otros nutrientes pueden ayudar a aliviar los síntomas del asma en las personas que tienen una deficiencia. Estos son tres que parecen prometedores:

  • Antioxidantes. Las personas con asma grave parecen tener niveles bajos de estos nutrientes protectores que se encuentran en las frutas y los vegetales. Los antioxidantes como el magnesio, la vitamina C y la vitamina E podrían tener cierto efecto en el asma, pero se necesitan más estudios.
  • Ácidos grasos omega-3. Las grasas saludables que contienen ácidos grasos omega-3, que se encuentran en la mayoría de los pescados, pueden reducir la inflamación que da lugar a los síntomas del asma. También parecen tener muchos otros beneficios para la salud. No se sabe con certeza si los ácidos grasos omega-3 de fuentes vegetales, como las semillas de lino y el aceite de canola, tienen los mismos efectos beneficiosos que los que se encuentran en el pescado.
  • Vitamina D. Algunas personas con asma grave tienen una deficiencia de vitamina D. Los investigadores están analizando si la vitamina D puede reducir los síntomas del asma en algunas personas.

Un multivitamínico o un suplemento en forma de pastilla pueden ayudarte a obtener nutrientes, pero la mejor manera de asegurarte de tener una nutrición adecuada es mediante una dieta variada, rica en alimentos frescos sin procesar. No hay ninguna desventaja en aumentar tu consumo de frutas y vegetales y alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, como pescados de agua fría, frutos secos, verduras y semillas de lino molidas.

Ten en cuenta la evidencia y la seguridad

Se necesitan más estudios bien diseñados para que los investigadores puedan evaluar claramente cuáles son las terapias complementarias y alternativas que pueden ayudar a tratar el asma. Habla con tu médico antes de probar cualquier tratamiento complementario o alternativo para el asma, y no suspendas los medicamentos recetados ni los demás tratamientos médicos.

Aug. 29, 2014