Los signos y síntomas de la aspergilosis varían según el tipo de enfermedad de desarrollas:

Reacción alérgica

Algunas personas que tienen asma o fibrosis quística tienen una reacción alérgica al moho aspergillus. Los signos y síntomas de esta enfermedad, conocida como «aspergilosis broncopulmonar alérgica», comprenden los siguientes:

  • Fiebre
  • Una tos que puede expulsar sangre o tapones de moco
  • Empeoramiento del asma

Masa fúngica

Un bulto de fibras fúngicas enredadas (aspergiloma) puede desarrollarse en espacios de aire (cavidades) del pulmón como parte de la aspergilosis pulmonar crónica. Este tipo de aspergilosis se denomina «aspergiloma simple». Las cavidades pulmonares pueden desarrollarse en las personas que tienen afecciones pulmonares preexistentes, como el enfisema, la tuberculosis o la sarcoidosis avanzada.

El aspergiloma es una enfermedad benigna que puede no producir síntomas o solo causar una tos leve; sin embargo, con el tiempo, la afección no diagnosticada puede empeorar y, posiblemente, causar lo siguiente:

  • Tos con sangre (hemoptisis), a veces, en cantidad abundante
  • Silbido al respirar
  • Dificultad para respirar
  • Pérdida de peso involuntaria
  • Fatiga

Infección

La aspergilosis pulmonar invasiva —la forma más grave— se produce cuando la infección se propaga de manera rápida de los pulmones al cerebro, el corazón, los riñones o la piel. Esto solo se produce en las personas cuyo sistema inmunitario está debilitado, por lo general, debido a la quimioterapia. Si no se trata, esta enfermedad provocada por aspergilos suele ser mortal.

Los signos y síntomas dependen de los órganos afectados, pero, por lo general, la aspergilosis invasiva puede causar lo siguiente:

  • Fiebre y escalofríos
  • Tos que expulsa esputo con sangre (hemoptisis)
  • Sangrado grave de los pulmones
  • Dificultad para respirar
  • Dolor en el pecho o en las articulaciones
  • Dolores de cabeza o síntomas en los ojos
  • Sangrado nasal
  • Hinchazón en un lado del rostro
  • Lesiones en la piel

Otros tipos de aspergilosis

Los aspergilos pueden invadir zonas del organismo diferentes de los pulmones, como los senos paranasales. En estos, puede causar nariz congestionada, drenaje posiblemente hemorrágico, inflamación, fiebre, dolor facial y dolor de cabeza.

Cuándo consultar al médico

Si padeces asma o fibrosis quística, consulta con el médico siempre que notes un cambio en los síntomas. Aunque es probable que la aspergilosis no sea la causa, es importante que los problemas se evalúen.

Si tienes el sistema inmunitario debilitado y presentas fiebre, dificultad para respirar o tos con sangre sin causa aparente, busca atención médica de inmediato. En caso de aspergilosis invasiva, el tratamiento inmediato es fundamental y, a veces, se inicia antes de diagnosticar la infección.

Aug. 05, 2014