Regularmente tomo medicamentos de venta libre para el dolor causado por la artritis. ¿Esto puede ser perjudicial?

Respuesta de April Chang-Miller, M.D.

Muchas personas piensan que los medicamentos sin receta para el dolor deben ser inofensivos porque se pueden comprar sin receta. Pero el uso repetido de estos medicamentos puede hacer daño al estómago, a los riñones, al hígado o al corazón.

Los medicamentos sin receta como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) y el naproxeno sódico (Aleve) pueden causar sangrado en el estómago y daño a los riñones, y pueden aumentar el riesgo de un ataque al corazón y accidente cerebrovascular, aun temprano en el tratamiento. El acetaminofén (Tylenol, otros) puede dañar el hígado, especialmente en dosis más altas que las recomendadas.

Estos medicamentos también son ingredientes con frecuencia en otros medicamentos de venta con receta y sin receta. Es importante leer las etiquetas o hablar con el farmacéutico o el médico para no tomar más de la dosis diaria máxima si estás tomando más de un medicamento.

Ten en cuenta que la medicación no es el único tratamiento para el dolor de la artritis. El dolor leve a moderado de la artritis puede aliviarse con una combinación de medidas de autocuidado y cambios en el estilo de vida, como perder peso, hacer ejercicio, terapia con calor o frío, y fisioterapia. Muchos médicos recomiendan este acercamiento combinado antes de comenzar a tomar medicación.

Si necesitas tomar medicamentos para que te ayuden a controlar el dolor de la artritis, toma la dosis más baja que sea necesaria por el tiempo más breve posible. Habla con tu médico acerca de qué tipo de medicación es mejor para tu situación específica. Todos los medicamentos — con y sin receta — tienen riesgos y la posibilidad de efectos secundarios

Aug. 05, 2020