Me acaban de diagnosticar amiloidosis. Me siento abrumado. ¿Qué puedo hacer?

El diagnóstico de amiloidosis, una afección que hace que se acumulen proteínas anormales en los tejidos y órganos del cuerpo, puede ser extremadamente difícil. Es posible que sientas incredulidad, enojo, miedo, tristeza o preocupación. Todas estas emociones pueden afectar tu sueño o tu apetito. Podría ayudarte hacer lo siguiente.

Haz preguntas

Anota todas tus preguntas y llévalas a tu próxima cita con el médico. Pídele consejos a tu médico sobre la mejor manera de cuidar tu salud. Si entiendes tu diagnóstico y las opciones de tratamiento, te sentirás más empoderado.

Busca apoyo

Es importante conectarse con otras personas y construir una red de apoyo que estará allí para ti. Quizás te sientas más cómodo hablando de tus sentimientos con un amigo o familiar. También considera un grupo de apoyo formal, ya sea en línea o en persona.

Además, habla sobre tus sentimientos y tus preocupaciones con tu médico. En algunos casos, el médico podría remitirte a un consejero o terapeuta para que obtengas mayor asistencia.

Ajusta tus expectativas diarias

La manera en que enfocas tu día puede afectar tu nivel de estrés y tu sentido de control. Cuando te sientes estresado o desamparado, es fácil sentir temor y ansiedad. Para organizar y realizar actividades que minimicen el estrés y el miedo:

  • Planifica y prioriza. Crea un plan diario de tareas y metas que esperas lograr. Tener metas te da una sensación de control y te puede dar un propósito. Escoge metas que puedas lograr. Concéntrate en lo que es más importante.
  • Tómate tu tiempo. Trabaja a un ritmo moderado y toma descansos cuando sea necesario.
  • Logra un equilibrio. Evita hacer de más o de menos. Procura alcanzar un equilibrio saludable entre el trabajo, el cuidado personal y las actividades de ocio.
  • Evita las rutinas poco saludables. Trata de no trabajar horas extras con regularidad o trabajar en exceso. No te apartes de las actividades ni te aísles en tu casa. Más bien, apunta a la moderación y modifica las actividades según sea necesario para permanecer activo y conectado socialmente mientras controlas tus síntomas.
  • Mantente positivo. Puede ser fácil ver las circunstancias difíciles como desastres y decirse a sí mismo: "Esto es demasiado para mí". Intenta tener una actitud positiva y toma estas circunstancias como desafíos que pueden enfrentarse. En su lugar, piensa: "Estoy dispuesto a dar lo mejor de mí para adoptar un nuevo enfoque". También puede ayudarte buscar el humor, incluso en situaciones difíciles.

Es normal sentir diversas emociones complejas después de un diagnóstico de amiloidosis. Aunque es cierto que no puedes cambiar tus circunstancias, puedes elegir cómo reaccionas a ellas. Probablemente comenzarás a sentirte mejor dentro de unas pocas semanas o varios meses. Pero si los sentimientos negativos persisten, asegúrate de decírselo al médico.

With

Rajiv K. Pruthi, M.B.B.S.

Sept. 14, 2019 See more Expert Answers