Mi padre fue diagnosticado recientemente con amiloidosis. ¿Estoy en riesgo?

La amiloidosis es poco común, pero cualquier persona puede llegar a tener esta afección, que hace que se acumulen proteínas anormales en los tejidos y órganos del cuerpo. Es posible que tengas un mayor riesgo si tu padre tiene un tipo hereditario de amiloidosis.

Varios tipos de amiloidosis se pueden transmitir de padres a hijos a través de cambios anormales (mutaciones) en un gen. El tipo más común de amiloidosis hereditaria está relacionado con una mutación del gen de la transtiretina (TTR). A veces se la denomina amiloidosis por transtiretina.

Sin embargo, la mayoría de los tipos de amiloidosis no pueden transmitirse genéticamente de padres a hijos. La amiloidosis hereditaria es muy rara comparada con otros tipos de amiloidosis.

Otros factores que incrementan el riesgo de tener amiloidosis son los siguientes:

  • La edad. La mayoría de las personas diagnosticadas con el tipo más común de amiloidosis (amiloidosis AL) tienen más de 40 años. Normalmente tienen entre 60 y 70 años. La amiloidosis AA, por otra parte, puede ocurrir a cualquier edad, incluso en niños.

    Los síntomas de la amiloidosis hereditaria generalmente comienzan en la edad adulta. En algunos casos, los síntomas pueden comenzar alrededor de la misma edad que en otros miembros de la familia que han tenido la afección.

  • Sexo. Casi el 70 por ciento de las personas con amiloidosis AL, el tipo más común, son hombres.
  • Otras enfermedades. Tener una enfermedad infecciosa o inflamatoria permanente (crónica) aumenta el riesgo de padecer amiloidosis AA. Algunos ejemplos de afecciones inflamatorias son la artritis reumatoide, la espondilitis anquilosante, la artritis juvenil, la artritis psoriásica y la enfermedad inflamatoria intestinal. Ejemplos de infecciones crónicas son el linfoma de Hodgkin, la tuberculosis y la fiebre mediterránea familiar.
  • Diálisis renal. Si estás en diálisis, no siempre se puede eliminar las proteínas grandes de la sangre. Pueden acumularse proteínas anormales en tu sangre y, con el tiempo, depositarse en el tejido.

Además, un pequeño número de personas con un tipo de cáncer de médula ósea llamado mieloma múltiple desarrollan amiloidosis tipo AL.

Aunque algunos factores incrementan el riesgo de amiloidosis, la mayoría de las personas con amiloidosis no tienen ningún factor de riesgo conocido. Habla con tu médico si tienes alguna preocupación acerca de tu riesgo de amiloidosis o si estás experimentando algún problema de salud.

With

Rajiv K. Pruthi, M.B.B.S.

Sept. 14, 2019 See more Expert Answers