Los aerosoles nasales descongestionantes pueden reducir la congestión nasal causada por una afección que irrita o inflama los senos paranasales, como las alergias, un resfriado o la gripe. Pero después de unos días, el interior de la nariz puede volverse menos sensible al medicamento. Es posible que necesites cada vez más del aerosol nasal para controlar la congestión. Si dejas de usar el medicamento, la congestión puede empeorar. Esto se conoce como congestión de rebote. ¿Cuál es la solución? Si tienes congestión por rebote, deja de usar el aerosol y espera. Llama a tu médico si necesitas ayuda. Para prevenir la congestión de rebote, usa el aerosol descongestionante durante no más de unos pocos días seguidos.

Jan. 24, 2019