Diagnósticos

Una hernia umbilical se diagnostica durante una exploración física. Algunas veces, se utilizan estudios de diagnóstico por imágenes, como una ecografía abdominal o una tomografía computarizada para detectar las complicaciones.

Tratamientos

La mayoría de las hernias umbilicales en los bebés se cierran entre el primer y el segundo año de vida. El médico hasta puede empujar la protuberancia hacia el interior del abdomen durante una exploración física. No obstante, no intentes hacerlo solo. Si bien algunas personas dicen que la hernia se puede corregir si se pega una moneda con cinta sobre la protuberancia, esto no es verdad; además, pueden acumularse gérmenes debajo de la cinta, lo que causa una infección.

En el caso de los niños, la cirugía normalmente se reserva para los casos en que las hernias umbilicales tienen las siguientes características:

  • Son dolorosas
  • Tienen más de 1,5 cm de diámetro (un poco más de 1/2 pulgada)
  • Son grandes y no reducen su tamaño durante los primeros dos años de vida
  • No desaparecen hacia los 4 años
  • Quedan atrapadas u obstruyen los intestinos

En el caso de los adultos, la cirugía normalmente se recomienda para evitar posibles complicaciones —en particular, si la hernia umbilical aumenta de tamaño o causa dolor—.

Durante la cirugía, se hace una pequeña incisión en la base del ombligo. El tejido afectado por la hernia se regresa a la cavidad abdominal, y la abertura en la pared abdominal se cierra con puntos. En los adultos, los cirujanos suelen usar una malla para fortalecer la pared abdominal.

Preparación para la consulta

Si tú o tu hijo tienen signos o síntomas frecuentes que coinciden con los de la hernia umbilical, pide una consulta con el médico de cabecera o con el pediatra de tu hijo.

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta y a saber qué esperar del médico.

Qué puedes hacer

  • Haz una lista de los signos o síntomas que tú o tu hijo hayan tenido y por cuánto tiempo los han experimentado.
  • Lleva una foto de la hernia si los signos del problema no siempre se pueden observar.
  • Anota cualquier otra información médica clave, incluso cualquier otro problema de salud y los nombres de todos los medicamentos que tú o tu hijo estén tomando.
  • Anota preguntas que desees hacerle a tu médico.

Preguntas para hacerle al médico

Si tienes preguntas adicionales durante la visita, no dudes en hacerlas.

  • ¿La hinchazón que está cerca de mi ombligo o del ombligo de mi hijo es una hernia umbilical?
  • ¿Qué tan grande es el defecto?
  • ¿Es necesario hacer pruebas de diagnóstico?
  • ¿Qué enfoque de tratamiento recomiendas, si lo hubiera?
  • ¿La cirugía es una opción en este caso?
  • Si la hernia no mejora, ¿la cirugía podría ser una opción?
  • ¿Con qué frecuencia deberíamos mi hijo o yo realizar pruebas de seguimiento?
  • ¿Hay algún riesgo de complicaciones de la hernia?
  • ¿A qué signos y síntomas de urgencia debo prestar atención en casa?
  • ¿En cuánto tiempo crees que mejorarán los signos y síntomas?
  • ¿Me recomiendas alguna restricción en las actividades?
  • ¿Debería consultar a un especialista?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas, como las siguientes:

  • ¿Qué signos y síntomas has notado?
  • ¿Cuándo notaste estos signos y síntomas por primera vez?
  • ¿Estos signos y síntomas han empeorado con el tiempo?
  • Tú o tu bebé, ¿tienen dolor?
  • ¿Tú o tu bebé han vomitado?
  • Si tú eres quien tiene la afección, ¿en tus hobbies o en tu trabajo, tienes que levantar objetos pesados o tienes que hacer esfuerzo?, o ¿has subido mucho de peso en el último tiempo?
  • ¿Tú o tu hijo han sido tratados recientemente por cualquier otra enfermedad?
  • ¿Tú o tu hijo tienen tos crónica?
April 24, 2015
References
  1. Hernias de la pared abdominal. The Merck Manual Professional Edition (Edición para Profesionales del Manual Merck). http://www.merckmanuals.com/professional/gastrointestinal_disorders/acute_abdomen_and_surgical_gastroenterology/hernias_of_the_abdominal_wall.html#v890814. Último acceso: 2 de marzo de 2015.
  2. Kelly KB, et al. Pediatric abdominal wall defects (Defectos de la pared abdominal en niños). Surgical Clinics of North America (Clínicas Quirúrgicas de Norteamérica). 2013;93:1255.
  3. Brooks DC. Overview of abdominal wall hernias (Descripción general de las hernias de la pared abdominal). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 2 de marzo de 2015.
  4. Palazzi DL, et al. Care of the umbilicus and management of umbilical disorders (Atención del ombligo y tratamiento de los trastornos umbilicales). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 2 de marzo de 2015.
  5. Earle DB, et al. Repair of umbilical and epigastric hernias (Reparación de las hernias epigástricas y umbilicales). Surgical Clinics of North America (Clínicas Quirúrgicas de Norteamérica). 2013;93:1057.
  6. Barreto L, et al. Umbilical hernia (Hernia umbilical). BMJ. 2013;347:f4252.
  7. Hoecker JL (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 12 de marzo de 2015.
  8. Hassan AMA, et al. Outcome of sublay mesh repair in non-complicated umbilical hernia with liver cirrhosis and ascites (Resultado de la reparación con malla «sublay» en la hernia umbilical no complicada con cirrosis hepática y ascitis). International Journal of Surgery (Revista internacional de cirugía). 2014;12:181.
  9. Cameron JL, et al. In: Current Surgical Therapy (Terapia quirúrgica actual). 11.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2014. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 15 de marzo de 2015.