Diagnósticos

El diagnóstico de una infección causada por el moho aspergillus puede ser difícil de curar y depende del tipo de aspergilosis. El aspergillus es frecuente en el medio ambiente y a veces se encuentra en la saliva y el esputo de personas sanas. Además, es difícil distinguir el aspergillus de otros mohos bajo el microscopio y los síntomas de la infección son similares a aquellos de enfermedades como la tuberculosis.

Es probable que el médico utilice una o más de las siguientes pruebas:

  • Pruebas de diagnóstico por imágenes. Una radiografía de tórax o una tomografía computarizada (TC), un tipo de radiografía que produce imágenes más detalladas que las radiografías convencionales, por lo general puede revelar una masa fúngica (aspergiloma) y signos característicos de aspergilosis broncopulmonar invasiva y alérgica.
  • Examen de secreción respiratoria (esputo). En esta prueba, se coloca un tinte en la muestra de esputo y se examina para detectar la presencia de filamentos de aspergillus. Después, se coloca el espécimen en un cultivo que estimula el crecimiento del moho para ayudar a confirmar el diagnóstico.
  • Análisis de sangre y tejidos. Los análisis de sangre, esputo y piel pueden ser útiles para confirmar aspergilosis broncopulmonar alérgica. Para el análisis de piel, se inyecta en la piel del antebrazo una pequeña cantidad del antígeno del aspergillus. Si la sangre tiene anticuerpos contra el moho, tendrás un bulto rojo y duro en el sitio de la inyección. Los análisis de sangre se hacen para detectar niveles altos de determinados anticuerpos, lo que indica una respuesta alérgica.
  • Biopsia. En algunos casos, es posible que sea necesario examinar una muestra de tejido de los pulmones o senos paranasales bajo el microscopio para confirmar el diagnóstico de aspergilosis invasiva.

Tratamientos

Los tratamientos de la aspergilosis varían según el tipo de enfermedad. Los posibles tratamientos son:

  • Observación. Los aspergilomas solos y simples generalmente no necesitan tratamiento y los medicamentos no suelen ser efectivos para tratar estas masas fúngicas. En cambio, los aspergilomas que no provocan síntomas pueden ser controlados simplemente mediante radiografías de tórax. Si la enfermedad avanza, entonces se pueden recomendar medicamentos antifúngicos.
  • Corticoesteroides orales. El objetivo para tratar la aspergilosis broncopulmonar alérgica es evitar que el asma existente o la fibrosis quística empeore. La mejor manera de hacerlo es con corticoesteroides orales. Los medicamentos antifúngicos por sí mismos no son útiles para la aspergilosis broncopulmonar alérgica, pero se pueden combinar con corticoesteroides para reducir la dosis de esteroides y mejorar la función pulmonar.
  • Medicamentos antifúngicos. Estos medicamentos son parte del tratamiento estándar para la aspergilosis pulmonar invasiva. Históricamente, el medicamento de elección ha sido la anfotericina B, pero actualmente se prefiere el medicamento más nuevo, el voriconazol (Vfend), porque parece ser más eficaz y tener menos efectos secundarios.

    Sin embargo, todos los antifúngicos pueden provocar problemas graves, entre ellos daño renal y hepático, y frecuentemente interactúan con otros medicamentos que toman las personas con sistemas inmunitarios debilitados.

  • Cirugía. Debido a que los medicamentos antifúngicos no penetran muy bien en los aspergilomas, el tratamiento de elección cuando se produce sangrado de la masa en los pulmones es la cirugía para extraer la masa fúngica. Pero la cirugía es riesgosa y el médico en su lugar puede recomendarte una embolización.

    En este procedimiento, un radiólogo introduce un pequeño catéter en la arteria que abastece de sangre a la cavidad que contiene el aspergiloma e inyecta un material que obstruye la arteria. Aunque este procedimiento puede suspender el sangrado masivo, no evita que se vuelva a producir, por eso generalmente se lo considera un tratamiento temporal.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Preparación para la consulta

Las personas que padecen aspergilosis generalmente tienen una enfermedad de fondo, como asma o fibrosis quística, o tienen un sistema inmunitario debilitado debido a enfermedad o medicamentos inmunosupresores. Si tienes síntomas de aspergilosis y ya recibes tratamiento por una afección, llama al médico que te proporciona atención para esa enfermedad. En algunos casos, cuando llames para programar una consulta, el médico puede recomendarte atención médica urgente.

Si tienes el sistema inmunitario debilitado y presentas fiebre, dificultad para respirar o tos con sangre sin causa aparente, busca atención médica de inmediato.

Si tienes tiempo para prepararte antes de consultarle al médico, la siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta cualquier restricción previa o posterior a la consulta. Cuando programes la consulta, pregunta si hay algo que debes hacer con antelación.
  • Anota tu información médica más importante. Si vas a consultar a un médico nuevo, lleva un resumen de otras enfermedades por las que recibiste tratamiento, consultas médicas y hospitalizaciones recientes.
  • Lleva todos los medicamentos, preferentemente en sus envases originales. Si el médico a quien consultas no tiene acceso a tus expedientes médicos o pruebas de diagnóstico por imágenes previas, como radiografías o exploraciones por TC, intenta obtener copias para llevar.
  • Pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe. La aspergilosis puede ser una urgencia médica. Lleva a alguna persona que pueda comprender y recordar toda la información que proporcione el médico y que pueda quedarse contigo si necesitas tratamiento inmediato.
  • Escribe preguntas para hacerle al médico.

Prepara una lista de preguntas para sacar el máximo provecho del tiempo con tu médico. En el caso de aspergilosis, algunas preguntas básicas para hacerle a tu médico son las siguientes:

  • ¿Qué podría estar provocando mis síntomas?
  • Además de la causa más probable, ¿cuáles serían otras causas posibles de mis síntomas?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Es necesario que me hospitalicen?
  • ¿Qué tratamiento recomiendas?
  • ¿Cuáles son los posibles efectos secundarios de los medicamentos que me estás recomendando?
  • ¿Cómo controlarán mi respuesta al tratamiento?
  • ¿Hay riesgos de que esta enfermedad tenga complicaciones a largo plazo?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cómo puedo controlarlos de manera conjunta?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga algunas preguntas, entre ellas:

  • ¿Qué síntomas tienes?
  • ¿Has consultado a otros médicos por esto?
  • ¿Cuándo comenzaste a experimentar los síntomas?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas? ¿Parecen empeorar?
  • ¿Has tenido fiebre?
  • ¿Tienes problemas para respirar?
  • ¿Toses con sangre?
  • ¿Qué más te preocupa?
Aug. 05, 2014
References
  1. Aspergilosis. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. http://www.cdc.gov/fungal/aspergillosis/. Último acceso: 12 de noviembre de 2013.
  2. Goldman L, et al. Cecil Medicine (Medicina de Cecil). 24.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2012. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 12 de noviembre de 2013.
  3. Ferri FF. Ferri’s Clinical Advisor 2013: 5 Books in 1 (Consejos clínicos de Ferri 2013: 5 libros en 1). Filadelfia, Pa.: Mosby Elsevier; 2013. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 12 de noviembre de 2013.
  4. Marr KA. Treatment and prevention of invasive aspergillosis (Tratamiento y prevención de la aspergilosis invasiva). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 11 de noviembre de 2013.
  5. Tratamiento de la aspergilosis. Arlington, Va.: Infectious Diseases Society of America (Sociedad de Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos). Clinical Infectious Diseases (Clínica de Enfermedades Infecciosas). 2008;46:327.
  6. Marr KA. Epidemiology and clinical manifestations of invasive aspergillosis (Epidemiología y manifestaciones clínicas de la aspergilosis invasiva). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 11 de noviembre de 2013.
  7. Denning DW, et al. Clinical manifestations and diagnosis of chronic pulmonary aspergillosis (Manifestaciones clínicas y diagnóstico de la aspergilosis pulmonar crónica). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 6 de diciembre de 2013.