Los médicos de la División de Gastroenterología y Hepatología de Mayo Clinic se especializan en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de los trastornos del hígado y del tracto digestivo. Los gastroenterólogos y hepatólogos de Mayo Clinic diagnostican y tratan trastornos del páncreas, el hígado, la vesícula biliar, el esófago, el estómago, el intestino delgado y el colon.

Mayo Clinic tiene 140 especialistas en enfermedades digestivas (gastroenterólogos) en su equipo, uno de los grupos más grandes del mundo. Debido a la complejidad de las enfermedades digestivas, las especialidades se dividen en nueve grupos de especialidades.

Los recursos de Mayo Clinic incluyen lo último en técnicas y equipos endoscópicos. A través de estos procedimientos mínimamente invasivos, los médicos introducen tubos en la boca, la nariz o el recto para examinar y tratar problemas del tracto digestivo.

Todos los años, los miembros del personal de Mayo Clinic realizan más de 45 000 procedimientos endoscópicos mínimamente invasivos. Estos incluyen colonoscopía, enteroscopía del intestino delgado, endoscopía con láser, ultrasonografía endoscópica y terapia fotodinámica.

Mayo Clinic de Rochester, Minnesota, ocupa el primer puesto en el área de trastornos digestivos de la clasificación de Mejores Hospitales de la revista U.S. News & World Report. Mayo Clinic de Scottsdale, Arizona, y Mayo Clinic de Jacksonville, Florida han sido clasificadas entre los Mejores Hospitales de trastornos digestivos por la revista U.S. News & World Report. Mayo Clinic también está clasificada entre los Mejores Hospitales de Niños en el área de trastornos digestivos.

June 05, 2014