El tratamiento oncológico durante una pandemia: Cómo mantenerte seguro

La preparación para el tratamiento oncológico durante la pandemia de COVID-19 requiere un poco más esfuerzo para protegerte contra las infecciones.

Si pronto vas a comenzar un tratamiento oncológico, ten en cuenta que es común estar aprensivo. Quizás estés preocupado sobre los efectos secundarios y cómo puede interferir tu tratamiento con tus actividades diarias. Pero hacer un tratamiento oncológico durante una pandemia puede causar preocupaciones adicionales, ya que también tienes que considerar los riesgos relacionados con el virus que causa la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19).

Cuando te enfrentas a la incertidumbre, quizás sea útil concentrarte en la preparación. Es una buena manera de canalizar tus esfuerzos para no derrochar energía en preocuparte. Lo siguiente describe cómo puedes trabajar con tu médico para que el tratamiento oncológico sea más seguro y para protegerte del virus que causa la COVID-19.

Pregúntale al médico sobre las precauciones que toma la clínica o el hospital

Quizás te sientas más cómodo al ir al hospital para procedimientos y citas médicas si entiendes las medidas que se están tomando para proteger contra el virus que causa la COVID-19. Saber qué puedes esperar puede hacerte sentir mejor preparado.

Las maneras comunes en que las clínicas y los hospitales están haciendo que los tratamientos oncológicos sean más seguros incluyen:

  • Citas médicas virtuales en lugar de visitas en persona. Cuando sea posible, tu médico podrá hablar contigo por teléfono o a través de una aplicación para video en tu teléfono o tu computadora. Planifica con anticipación siguiendo las instrucciones para bajar la aplicación necesaria. Encuentra un lugar tranquilo para estar durante tu cita médica virtual, así tú y tu médico pueden oírse mutuamente con claridad.
  • Detección para los síntomas de la COVID-19. El personal en el consultorio de tu médico quizás se ponga en contacto contigo unos días antes de una cita programada para preguntarte si tienes cualquier síntoma. Si tienes síntomas de la COVID-19, como dificultad para respirar o fiebre, quizás se aplace tu cita médica hasta que te hagan la prueba de detección.
  • Pruebas para detectar el virus que causa la COVID-19. Quizás tu doctor recomiende que te hagas una prueba para detectar la infección antes de ciertos tratamientos, como cirugía o quimioterapia, aunque no tengas ningún síntoma.
  • Precauciones para las citas médicas en persona. Tal vez te pidan que te pongas una mascarilla cuando veas a tu médico en persona. A la entrada de la clínica o el hospital, quizás te tomen la temperatura y te pregunten si tienes síntomas. Pregúntale a tu médico qué esperar, y cuánto tiempo extra debes reservar para estos procedimientos. Si no tienes tu propia mascarilla, pregunta si te proporcionarán una. Si necesitas ayuda para ir a tu cita médica, pregúntale a tu médico si está bien que alguien venga contigo.
  • Modificación de tus planes para tratamiento oncológico para la seguridad. El doctor evalúa cuidadosamente los riesgos presentados por tu cáncer contra los riesgos asociados con el virus que causa la COVID-19 para elegir el tratamiento oncológico que sea mejor para ti. Quizás sea necesario hacer cambios a tu tratamiento para limitar el número de citas médicas en persona o de procedimientos invasivos que necesites para reducir el riesgo de la COVID-19.

    Por ejemplo, la quimioterapia, la terapia hormonal, u otros tratamientos se pueden usar inicialmente si es necesario aplazar la cirugía a causa de la COVID-19. Para algunos tipos de cáncer, tal vez sea posible alterar el programa para quimioterapia o radiación para que necesites menos sesiones de tratamiento. Algunos medicamentos de quimioterapia se pueden tomar en forma de pastilla así no tendrás que hacerte infusiones. En el caso de algunos tipos de cáncer de crecimiento lento, se puede aplazar el tratamiento sin peligro por semanas o meses.

Toma medidas para mantenerte sano

Otra manera de prepararte para el tratamiento oncológico es hacer lo que puedas para mantenerte sano. Intenta lo siguiente:

  • Protégete del virus que causa la COVID-19. Si te contagias con la COVID-19 durante el transcurso de tu tratamiento oncológico, quizás haya que detener el tratamiento o hacer una pausa. Para evitarlo, sigue los consejos de tu médico y de los funcionarios de salud locales para reducir tu riesgo de contraer el virus que causa la COVID-19. Quédate en casa cuanto sea posible, ponte una mascarilla de tela que te cubra la cara cuando tengas que salir, y lávate las manos frecuentemente con agua y jabón.
  • Haz los arreglos necesarios para tener ayuda. Pide a tus amigos y familiares que te ayuden, u organiza servicios, como ser entregas a domicilio del supermercado y la farmacia, así puedes quedarte en casa cuanto sea posible durante el tratamiento oncológico.
  • Ten un plan claro para ponerte en contacto con tu equipo de atención médica. Ten claro cuándo y cómo ponerte en contacto con tus proveedores de atención médica si tienes preguntas. Si estás preocupado sobre el virus que causa la COVID-19, quizás te rehuses a ir a la sala de emergencias si tienes síntomas que te preocupen. Pregúntale a tu médico cuáles son los síntomas que indican una emergencia, así sabrás cuándo es necesario buscar ayuda.
  • Esfuérzate en mantenerte sano antes y durante el tratamiento oncológico. Toma decisiones saludables para que tu cuerpo esté lo suficientemente fuerte para el tratamiento oncológico. Duerme lo suficiente para despertar sintiéndote descansado. Elige una dieta saludable con muchas frutas y verduras. Trata de hacer ejercicio la mayoría de los días de la semana. Encuentra maneras saludables de reducir el estrés. Comenzar el tratamiento cuando te sientes sano puede hacer que sea más fácil afrontar los efectos secundarios que te cause.
July 21, 2020 See more In-depth

Ver también

  1. Después de la vacunación contra la COVID-19, ¿está bien visitar a amigos y seres queridos?
  2. ¿Se puede trasmitir COVID-19 (coronavirus) a través de la comida, el agua, las superficies, y las mascotas?
  3. COVID-19 y la vitamina D
  4. El tratamiento oncológico durante COVID-19: Cómo seguir adelante sin riesgos
  5. Terapia con plasma de personas convalecientes
  6. Consejos para la seguridad para COVID-19 al salir de casa
  7. Enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19)
  8. Coronavirus: ¿Qué es, y cómo puedo protegerme?
  9. Duelo por la enfermedad del coronavirus:
  10. Consejos para viajar durante la epidemia del coronavirus
  11. El coronavirus y la gripe: similaridades y diferencias
  12. Tos
  13. Inmunidad colectiva y coronavirus
  14. COVID-19 y presión arterial alta
  15. COVID-19 y las mascotas
  16. COVID-19 y el riesgo de suicidio
  17. COVID-19 y tu salud mental
  18. Pruebas de anticuerpos para COVID-19
  19. COVID-19, resfriados, alergias y la gripe
  20. COVID-19 y las fiestas
  21. Medicamentos contra la COVID-19 (coronavirus): ¿Hay alguno que sea eficaz?
  22. COVID-19 (coronavirus) en bebés y niños
  23. Efectos a largo plazo de COVID-19
  24. Estigma relacionado con COVID-19 (coronavirus): Qué es y cómo reducirlo
  25. Pruebas de COVID-19
  26. Las mascarillas, ¿brindan buena protección contra el coronavirus?
  27. Cómo afrontar el desempleo causado por COVID-19
  28. COVID-19 (coronavirus): Cuarentena, autoaislamiento, y distanciamiento social
  29. COVID-19: El distanciamiento social y el rastreo de contactos son fundamentales
  30. COVID-19 vaccine: Should I reschedule my mammogram?
  31. Vacunas contra la COVID-19
  32. Variante de la COVID-19
  33. COVID-19: ¿quién está a un mayor riesgo para los síntomas de gravedad?
  34. Cómo desacreditar los mitos sobre COVID-19 (coronavirus)
  35. Diarrea
  36. Diiferentes vacunas contra la COVID-19
  37. Oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO, por sus siglas en inglés)
  38. Cirugía de importancia durante la era de COVID-19
  39. Fiebre
  40. Fiebre: primeros auxilios
  41. Tratamiento de la fiebre: guía rápida para tratar la fiebre
  42. Cómo recibir atención médica de emergencia con seguridad durante la pandemia de COVID-19
  43. Los niños, la soledad, y COVID-19
  44. Miel: ¿es eficaz para la tos?
  45. ¿En qué difieren los análisis de anticuerpos y las pruebas diagnósticas para COVID-19?
  46. Cómo tomarte el pulso
  47. Cómo medir tu fecuencia respiratoria
  48. Cómo visitar al médico con seguridad durante la pandemia de COVID-19
  49. Cómo tomarte la temperatura
  50. Cómo hablar con tus hijos sobre COVID19.
  51. Pérdida del olfato
  52. Mayo Clinic Minute: Te estás lavando las manos de forma incorrecta
  53. Mayo Clinic Minute: ¿Están muy sucias las superficies comunes?
  54. Síndrome multisistémico inflamatorio pediátrico (MIS-C por sus siglas en inglés)
  55. Náuseas y vómitos
  56. Cirugía mayor durante la era de COVID-19
  57. Ser padre o madre y las necesidades especiales durante una pandemia
  58. Embarazo y COVID-19
  59. Infección con coronavirus por raza
  60. Conjuntivitis
  61. Pruebas de rutina para detección del cáncer durante la pandemia de COVID-19
  62. Actividades seguras al aire libre durante la pandemia de COVID-19
  63. Consejos para la seguridad al volver a la escuela durante COVID-19
  64. Las relaciones sexuales y COVID-19
  65. Dificultad para respirar
  66. Consejos para el cuidado de la piel durante una pandemia
  67. Mantente sano durante la pandemia de COVID-19 (coronavirus)
  68. Continúa tomando tu medicación durante la pandemia
  69. Visitas al médico por telemedicina en línea
  70. El trabajo a distancia durante el coronavirus
  71. Termómetros: Comprender las opciones
  72. Video: Seguridad para viajes para recibir atención médica durante la pandemia de COVID-19
  73. Tratamiento para COVID-19 en casa
  74. Síntomas inusuales del coronavirus
  75. Ojos llorosos
  76. Combate el contagio con el coronavirus en casa
  77. Rastreo de contactos y COVID-19: ¿qué es, y cómo funciona?
  78. ¿Cuál es la causa de la diarrea de mi bebé?