Red de atención de Mayo Clinic: Colaborando para mejorar la atención médica ofrecida localmente

La Red de Atención Médica de Mayo Clinic es una red de organizaciones que piensan de manera similar y que comparten el compromiso común de mejorar el servicio de atención médica en sus comunidades mediante atención médica de alta calidad, basada en datos y en pruebas.

Mayo Clinic está seriamente comprometida a cuidar a todos aquellos que necesiten esperanza y sanación, pero reconocemos que no todos desean ni necesitan ir a Mayo Clinic para obtener atención médica. En la actualidad, las innovaciones en el servicio de atención médica pueden garantizar que las personas accedan al conocimiento médico de Mayo Clinic independientemente de donde vivan.

La Red de Atención Médica de Mayo Clinic utiliza tecnología y colaboración médica para ofrecer una completa variedad de especialidades médicas a comunidades de todo el país y del mundo. A través de la red, Mayo Clinic colabora con los profesionales de salud locales para complementar el conocimiento local y brindar tranquilidad adicional.

Beneficios para miembros

Los miembros de la Red de Atención Médica de Mayo Clinic tienen acceso a productos y servicios que mejoran la atención que ofrecen a los pacientes. Los médicos pueden consultar fácilmente con los especialistas de Mayo Clinic. Los miembros de la red permanecen independientes. Como continúan concentrándose en las comunidades que atienden, pueden desarrollar una relación de trabajo cercana con Mayo Clinic que pueden compartir con los pacientes. La Red de Atención Médica de Mayo Clinic también brinda seminarios y simposios periódicos para líderes y personal de las organizaciones miembro.

Beneficios para pacientes

La mayoría de las personas desean obtener atención médica lo más cerca posible al hogar. La Red de Atención Médica de Mayo Clinic ayuda a mantener la atención en forma local al ofrecer orientación y respuestas a muchas preguntas que de otro modo precisarían una derivación a un especialista. En varios casos, esto implica el gasto y la incomodidad de realizar consultas extras y viajes innecesarios para los pacientes. Si se necesita la atención de un especialista, los pacientes pueden consultar con profesionales de salud locales o ser derivados a Mayo Clinic.