Leucemia

  1. Generalidades
  2. Diagnóstico
  3. Tratamiento
  4. Ensayos clínicos
  5. Investigación

Diagnóstico

Los médicos podrían descubrir la presencia de leucemia crónica en un análisis rutinario de sangre, antes de que aparezcan los síntomas. Cuando eso ocurre, o la persona presenta signos y síntomas que sugieren leucemia, posiblemente se realicen los siguientes exámenes de diagnóstico:

  • Examen físico. El médico buscará signos físicos de leucemia, tales como piel pálida debido a anemia e hinchazón de los ganglios linfáticos, hígado y bazo.
  • Análisis de sangre. A través del análisis de una muestra de sangre, el médico puede determinar la presencia de niveles anómalos de glóbulos blancos o plaquetas, lo que puede sugerir una leucemia.
  • Análisis de la médula ósea. El médico podría recomendar un procedimiento para extraer una muestra de médula ósea del hueso de la cadera. La médula ósea se extrae mediante una aguja delgada y larga, y la muestra se envía al laboratorio para buscar células de leucemia. Algunos análisis especializados de las células de leucemia podrían revelar ciertas características útiles para determinar las alternativas de tratamiento.

Además, posiblemente también se realicen otros exámenes para confirmar el diagnóstico, determinar el tipo de leucemia y la extensión de su diseminación en el cuerpo. Algunos tipos de leucemia se clasifican en etapas que indican la gravedad de la enfermedad; conocer la etapa permite a los médicos determinar el plan de tratamiento.