Glioma

  1. Generalidades
  2. Diagnóstico
  3. Tratamiento
  4. Ensayos clínicos
  5. Investigación

Diagnóstico

Los análisis y procedimientos empleados para diagnosticar el glioma incluyen:

  • Examen completo. El médico le preguntará sobre sus antecedentes médicos, signos y síntomas. Además, le realizará un examen físico que incluye visión, audición, equilibrio, coordinación y reflejos. Los resultados aportarán al médico pistas sobre la ubicación y extensión del tumor cerebral.
  • Exámenes radiológicos. El médico posiblemente recomiende exámenes por imágenes para localizar el tumor en el cerebro o médula espinal y entender mejor su repercusión sobre los tejidos circundantes.

    Las imágenes por resonancia magnética (IRM) están entre los análisis radiológicos más comunes para el cerebro y médula espinal. En Mayo Clinic, los médicos utilizan técnicas avanzadas de IRM, como la perfusión, el mapa funcional, la resonancia intraoperatoria y la resonancia 3 tesla.

    Otras técnicas por imágenes para diagnosticar y entender la naturaleza del glioma incluyen la exploración por tomografía computarizada (TC), la espectroscopía por resonancia magnética, la tomografía por emisión de positrones (PET) y la tomografía computarizada por emisión de fotón único (SPECT).

    Una radiografía del cerebro que emplea una sustancia de contraste especial, conocida como angiograma, permite a los médicos ver los vasos sanguíneos dentro y alrededor del glioma.

  • Biopsia. La biopsia implica extraer un fragmento del tumor para analizarlo en el laboratorio. La biopsia permite al médico entender qué tipo de células están implicadas en el cáncer.