Cirrosis del hígado

  1. Generalidades
  2. Diagnóstico
  3. Tratamiento
  4. Ensayos clínicos
  5. Investigación

Tratamiento

El tratamiento para la cirrosis del hígado depende de la extensión y causa del daño hepático. Los especialistas de Mayo aplican las siguientes terapias para la cirrosis hepática en etapa inicial:

  • Cambios en el estilo de vida. Perder peso y recibir tratamiento para el alcoholismo puede evitar más daños en el hígado.
  • Medicamentos. Se podrían recetar fármacos para hacer más lento el avance de ciertos tipos de cirrosis hepática. Otros medicamentos alivian los síntomas de comezón, cansancio y dolor. Además, se podrían recetar vitaminas para contrarrestar deficiencias nutricionales y prevenir la osteoporosis (debilitamiento de los huesos).

Tratamiento de las complicaciones de la cirrosis

  • Infecciones. Se podrían recetar antibióticos para prevenir o tratar infecciones derivadas del mal funcionamiento hepático.
  • Hipertensión portal. La cirrosis puede aumentar la presión sanguínea en la vena porta (vena principal que transporta sangre al hígado), lo que conduce a problemas de retención de líquido y sangrado venoso en el estómago y esófago. Los especialistas de Mayo pueden colocar endoprótesis vasculares (pequeños dispositivos cilíndricos o "stents") en las venas para disminuir la presión sanguínea en el hígado.
  • Encefalopatía hepática. Se pueden recetar medicamentos para disminuir la acumulación de toxinas en la sangre por el mal funcionamiento del hígado.
  • Obstrucción de las vías biliares. Los especialistas de Mayo utilizan un endoscopio (sonda pequeña y flexible que contiene una cámara) para estirar las vías biliares fibrosas, extraer cálculos biliares y mejorar el flujo de la bilis.
  • Detección de cáncer. El riesgo para cáncer de hígado puede aumentar con la cirrosis. Si usted padece cirrosis del hígado, deberá someterse a revisiones periódicas para cáncer.
  • Insuficiencia hepática. En los casos avanzados de cirrosis, la única alternativa podría ser un trasplante de hígado. Las tasas de supervivencia a corto y largo plazo de las personas sometidas a trasplante de hígado en Mayo Clinic superan al promedio nacional.