Cáncer de esófago

  1. Generalidades
  2. Diagnóstico
  3. Tratamiento
  4. Ensayos clínicos
  5. Investigación

Diagnóstico

Los análisis y procedimientos para el diagnóstico del cáncer de esófago incluyen lo siguiente:

  • Examen del esófago mediante un endoscopio (endoscopia). A fin de realizar la endoscopia, el médico introduce por la garganta una sonda hueca equipada con un lente (endoscopio) y la guía hasta el esófago. El endoscopio permite al médico examinar el esófago en busca de cáncer o zonas de irritación.
  • Obtención de una muestra de tejido para análisis (biopsia). El médico puede introducir por la garganta un endoscopio especial y llegar hasta el esófago para recoger una muestra del tejido sospechoso (biopsia). Dicha muestra de tejido se envía al laboratorio en busca de células cancerosas.

Etapas del cáncer de esófago

Después del diagnóstico de cáncer de esófago, el médico realiza exámenes para determinar la extensión (etapa) del cáncer. La etapa del cáncer sirve para determinar las alternativas de tratamiento.

Los exámenes que se utilizan para establecer la etapa del cáncer de esófago incluyen la exploración por tomografía computarizada (TAC) y la tomografía por emisión de positrones (PET).

Las etapas del cáncer de esófago son las siguientes:

  • Etapa I. El cáncer se encuentra en las capas celulares superficiales del revestimiento esofágico.
  • Etapa II. El cáncer invade las capas más profundas del revestimiento esofágico y posiblemente está diseminado a los ganglios linfáticos aledaños.
  • Etapa III. El cáncer está diseminado hasta las últimas capas de la pared esofágica y a los tejidos o los ganglios linfáticos aledaños.
  • Etapa IV. El cáncer está diseminado a otras partes del cuerpo.