En la telemedicina para accidentes cerebrovasculares, también llamada «telestroke», los médicos con capacitación avanzada en el sistema nervioso (neurólogos) evalúan en forma remota a las personas que han tenido accidentes cerebrovasculares agudos y proporcionan diagnósticos y recomendaciones de tratamiento a médicos que atienden emergencias en otros lugares. Los médicos se comunican usando cámaras de video digitales, telecomunicaciones por Internet, telepresencia robótica, teléfonos inteligentes, tabletas y otra tecnología.

Oct. 20, 2015