Cómo te preparas

Antes de programar la rinoplastia, debes reunirte con el cirujano para analizar los factores importantes que determinarán si la cirugía puede funcionar bien en tu caso. Esta reunión generalmente incluye:

  • Tu historia clínica. La pregunta más importante que te hará el médico será cuál es tu motivación para la cirugía y cuáles son tus objetivos. El médico también te hará preguntas sobre tu historia clínica (incluidos los antecedentes de obstrucciones nasales, cirugías y los medicamentos que tomas). Si tienes un trastorno hemorrágico (como hemofilia), es posible que no seas apto para una rinoplastia.
  • Un examen físico. El médico te hará un examen físico completo, que incluye todos los análisis de laboratorio necesarios (por ejemplo, análisis de sangre). También te revisará la piel y la parte interna y externa de la nariz. El examen físico ayuda al médico a determinar los cambios que deben realizarse y cómo las características físicas (por ejemplo, el grosor de la piel o la longitud del cartílago en el extremo de la nariz) pueden afectar los resultados de la cirugía. Además, el examen físico es fundamental para determinar el impacto de la rinoplastia sobre la respiración.
  • Fotografías. Es posible que una persona del consultorio del médico tome fotografías de tu nariz desde diferentes ángulos. El cirujano puede usar un programa de computadora para manipular las fotos y mostrarte qué tipos de resultados son posibles. El médico usará estas fotos para realizar las evaluaciones sobre el antes y el después del procedimiento, como referencia durante la cirugía y para las revisiones a largo plazo. Lo más importante es que las fotos permiten hablar específicamente sobre los objetivos de la cirugía.
  • Una conversación sobre tus expectativas. Debes hablar con el médico sobre tus motivaciones y expectativas. El médico te explicará qué se puede y qué no se puede lograr con una rinoplastia y cuáles podrían ser los resultados. Es normal tener un poco de vergüenza al hablar de tu apariencia, pero es muy importante que seas sincero con el cirujano acerca de tus deseos y objetivos para la cirugía. A veces, el cirujano puede analizar contigo la posibilidad de realizar una cirugía para aumentar el tamaño de tu mentón. Esto se debe a que un mentón pequeño da la sensación de que la nariz es más grande. No es imprescindible someterse a una cirugía de mentón en este caso, pero puede ayudar a equilibrar el perfil facial.

Cuando se haya programado la cirugía, deberás pedirle a otra persona que te lleve a tu casa si el procedimiento es ambulatorio.

Durante los primeros días posteriores a la anestesia, puedes sufrir fallas en la memoria, tiempos de reacción más lentos y alteraciones en las facultades mentales. Por lo tanto, coordina con un miembro de tu familia o un amigo para que te acompañe durante una o dos noches y te ayude con las tareas de cuidado personal mientras te recuperas de la cirugía.

Alimentos y medicamentos

Evita medicamentos que contengan aspirina o ibuprofeno (Advil, Motrin IB, y otros) durante dos semanas antes y después de la cirugía. Estos medicamentos pueden incrementar el sangrado. Toma solo los medicamentos aprobados o recetados por el cirujano.

Si fumas, deja de fumar. Fumar retrasa el proceso de curación después de la cirugía y puede hacer que seas más propenso a contraer una infección.

Nov. 29, 2016
References
  1. Cirugía de nariz. American Society of Plastic Surgeons (Sociedad Estadounidense de Cirujanos Plásticos). http://www.plasticsurgery.org/cosmetic-procedures/rhinoplasty.html. Último acceso: 15 de enero de 2016.
  2. Cirugía de nariz. American Academy of Otolaryngology (Academia Estadounidense de Otorrinolaringología). http://www.entnet.org/HealthInformation/noseSurgery.cfm. Último acceso: 15 de enero de 2016.
  3. Bagheri SC. Primary cosmetic rhinoplasty. Oral and Maxillofacial Surgery Clinics of North America (Rinoplastia cosmética primaria. Clínicas de cirugía oral y maxilofacial de Norteamérica). 2012;24:39.
  4. Septoplasty and turbinate surgery (Septoplastia y turbinoplastia). American Rhinologic Society (Sociedad Rinológica Estadounidense). http://care.american-rhinologic.org/septoplasty_turbinates. Último acceso: 15 de enero de 2016.
  5. Flint PW, et al. Rhinoplasty. En: Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery (Cirugía de cabeza y cuello). 6th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2015. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 15 de enero de 2016.
  6. Stop smoking for surgery. American Society of Anesthesiologists (Sociedad Estadounidense de Anestesiólogos). http://www.asahq.org/~/media/sites/asahq/files/public/resources/clinical-resources/asa_stop_smoking_patient_final.pdf. Último acceso: 15 de enero de 2016.
  7. Barbara Woodward Lips Patient Education Center. Surgery on the nose (Rinoplastia. Otorrinolaringología de Cummings: dejar de fumar para la cirugía. Cirugía de nariz). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2013.
  8. Hamilton GS (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 15 de enero de 2016.
  9. Loyo M, et al. Revision rhinoplasty (Rinoplastia de revisión). Clínica en cirugía plástica. 2016;43:177.