Un medidor de flujo máximo es un dispositivo portátil fácil de usar que mide qué tan bien los pulmones pueden expulsar el aire. Al soplar fuerte a través de una boquilla en un extremo, el medidor de flujo máximo puede medir la fuerza del aire en litros por minuto y darte una lectura en una escala numerada incorporada. Si tienes asma, tu médico puede recomendar que utilices un medidor de flujo máximo para ayudar a seguir el control del asma.

El uso periódico de un medidor de flujo máximo puede ayudar a mantener controlado el asma al detectar el estrechamiento de las vías respiratorias incluso antes de sentir cualquier síntoma y darle tiempo de ajustar tu medicamento o tomar otras medidas antes de que empeoren los síntomas. Un medidor de flujo máximo puede resultar útil para los adultos y niños de tan solo 5 años.

April 24, 2015