Mastectomía preventiva (profiláctica): cirugía para reducir el riesgo de cáncer de mama

La mastectomía profiláctica puede reducir el riesgo de cáncer de mama. Obtén información acerca de cómo los médicos evalúan el riesgo de cáncer de mama y cómo una mastectomía profiláctica puede ayudarte a prevenirlo.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Enterarte de que corres un alto riesgo de padecer cáncer de mama lleva a preguntas y decisiones difíciles.

Una de esas preguntas es si debes realizarte una mastectomía preventiva (mastectomía profiláctica), es decir, una cirugía para extraer una o ambas mamas con la esperanza de prevenir el cáncer de mama o reducir el riesgo de cáncer.

Ten en cuenta que si se determina que estás a alto riesgo, esto no significa que con seguridad tendrás cáncer de mama. Significa que la probabilidad de padecer la enfermedad es varias veces más alta que la de una mujer con riesgo promedio.

Comprender el nivel de riesgo que tienes puede ayudarte considerar las opciones de estrategias para reducir el riesgo; entre ellas, la mastectomía profiláctica.

¿Quién puede considerar la mastectomía profiláctica para disminuir el riesgo de cáncer de mama?

Todas las mujeres tienen riesgo de cáncer de mama por el simple hecho de ser mujeres y de envejecer. Pero algunos factores aumentan el riesgo de manera significativa.

Puedes considerar la mastectomía profiláctica si tienes lo siguiente:

  • Ya tuviste cáncer en una mama. Si tienes que extirparte una mama debido a un nuevo diagnóstico de cáncer, y tienes un riesgo muy alto de cáncer en la otra mama, con antecedentes familiares importantes o con un análisis genético que lo respalde; entonces, en el mismo procedimiento podrías decidir quitarte la otra glándula mamaria no afectada. Esta mastectomía profiláctica disminuye la posibilidad de otro cáncer de mama de por vida, pero no elimina el riesgo por completo.
  • Antecedentes familiares de cáncer de mama. Si tu madre, una hermana o una hija tuvieron cáncer de mama, en especial si se lo diagnosticaron antes de los 50 años, podrías tener un mayor riesgo. Si tienes varios miembros de la familia (de la parte materna o paterna) con cáncer de mama o de ovario, el riesgo de cáncer de mama puede ser mayor.
  • Resultados positivos de un análisis genético. El análisis genético puede identificar mutaciones en los genes, como el BRCA1 y el BRCA2, que aumentan en forma significativa el riesgo de cáncer de mama y de otros tipos de cáncer. Si tienes antecedentes familiares importantes de cáncer de mama, considera la posibilidad de consultar con un asesor en genética para hablar acerca del análisis genético. Las mujeres judías con ancestros askenazíes tienen una mayor incidencia de mutaciones de los genes BRCA1 y BRCA2.
  • Alteraciones en las mamas que aumentan de manera significativa el riesgo de cáncer. El médico pudo haber descubierto células anormales en las glándulas que producen leche de las mamas, una afección conocida como «carcinoma lobulillar in situ». El carcinoma lobulillar in situ no es cáncer, pero es un marcador de un mayor riesgo de padecer cáncer en ambas mamas. Si tienes antecedentes familiares importantes de cáncer de mama y antecedentes personales de carcinoma lobulillar in situ, se puede considerar la quimioprevención o la mastectomía profiláctica para controlar el riesgo.
  • Radioterapia. Si te hicieron radioterapia en el pecho entre los 10 y 30 años, tienes un mayor riesgo de padecer cáncer de mama.
  • Mamas densas. El tejido mamario denso se asocia con cáncer de mama. El tejido mamario denso también le dificulta al médico el diagnóstico de cáncer de mama. Una mujer con mamas densas puede considerar la posibilidad de una mastectomía profiláctica, en especial si tiene otros factores de riesgo, como antecedentes familiares importantes de cáncer de mama o afecciones precancerosas.

El médico determinará si tienes un alto riesgo de cáncer de mama en función de tus factores de riesgo.

¿Con quién deberían hablar acerca de las opciones las mujeres con alto riesgo?

La decisión cuando sabes que tienes un riesgo alto de cáncer de mama es un proceso complejo que lleva tiempo. Lo ideal es trabajar con un equipo de profesionales de salud para obtener una evaluación completa de los riesgos y tomarte el tiempo necesario para comprender todas las opciones.

Muchos centros de cáncer de mama cuentan con especialistas en salud mamaria, asesores en genética, cirujanos de mamas y cirujanos especialistas en reconstrucción que pueden ayudarte. Se recomienda enfáticamente a las pacientes que busquen una segunda opinión antes de considerar la mastectomía profiláctica.

Tomar la decisión de hacerse una mastectomía profiláctica no es una cuestión urgente. Tómate tu tiempo para pensar bien en las ventajas y desventajas. Tal vez quieras hablar sobre tus dudas e inquietudes con un especialista en mamas y con un psicólogo.

Sept. 29, 2016 See more In-depth