La hipnoterapia puede ser un método eficaz para enfrentar el estrés y la ansiedad. En particular, la hipnosis puede reducir el estrés y la ansiedad antes de un procedimiento médico, por ejemplo una biopsia de mama.

Se ha estudiado la hipnosis para otras enfermedades, entre ellas:

  • Control del dolor. La hipnosis puede ser beneficiosa para tratar el dolor asociado con cáncer, síndrome de intestino irritable, fibromialgia, problemas de la articulación temporomandibular, procedimientos dentales y dolores de cabeza.
  • Sofocos. La hipnosis puede aliviar los sofocos asociados a la menopausia.
  • Cambios en el comportamiento. La hipnosis se ha utilizado con relativo éxito en el tratamiento de insomnio, micción involuntaria, tabaquismo, obesidad y fobias.
  • Fatiga. La hipnosis se ha utilizado para tratar la fatiga asociada a la radioterapia en personas con cáncer de mama.
Oct. 15, 2015