El análisis genético implica examinar el ADN, la base de datos química que contiene instrucciones para el funcionamiento del cuerpo. El análisis genético puede revelar cambios o alteraciones en los genes que pueden ocasionar enfermedades y afecciones.

Si bien el análisis genético puede aportar información importante para el diagnóstico, tratamiento y prevención de enfermedades, existen restricciones. Por ejemplo, si eres una persona saludable, un resultado positivo de un análisis genético no siempre indica que desarrollarás una enfermedad. Por otro lado, en algunas situaciones, un resultado negativo no garantiza que no tendrás un determinado trastorno.

Consultar con tu médico o un asesor en genética sobre lo que debes hacer con los resultados constituye un paso importante en el proceso del análisis genético.

July 19, 2013