La manometría esofágica es una prueba que muestra si el esófago está funcionando adecuadamente. El esófago es un tubo muscular largo que conecta la garganta con el estómago.

La manometría esofágica mide las contracciones musculares rítmicas en el esófago cuando tragas. La manometría esofágica también mide la coordinación y la fuerza que ejercen los músculos del esófago.

Durante la manometría esofágica, se pasa un tubo delgado y flexible (catéter) que contiene sensores por la nariz, hacia abajo en el esófago y el estómago. La manometría esofágica puede resultar útil para diagnosticar determinados trastornos que pueden afectar el esófago.

June 10, 2015