El cerclaje cervical es un procedimiento en el que se utilizan puntos para cerrar el cuello uterino durante el embarazo a fin de ayudar a evitar la pérdida del embarazo o el parto prematuro. El cuello uterino es la parte inferior del útero que se abre hacia la vagina.

Se puede realizar el cerclaje cervical a través de la vagina (cerclaje cervical transvaginal) o, con menos frecuencia, a través del abdomen (cerclaje cervical transabdominal). Por lo general, se extraen los puntos aproximadamente en la semana 37 del embarazo.

Tu profesional de salud podría recomendarte el cerclaje cervical si tienes riesgo de que se abra el cuello uterino antes de que el bebé esté preparado para nacer o, en algunos casos, si el cuello uterino comienza a abrirse demasiado pronto. Sin embargo, el cerclaje cervical no resulta adecuado para todas las personas. Puede causar efectos secundarios graves y no siempre evita el parto prematuro. Es importante que comprendas los riesgos del cerclaje cervical y si el procedimiento podría ser beneficioso para ti y tu bebe.

March 17, 2015