La ecografía carotídea es un procedimiento seguro e indoloro que utiliza ondas de sonido para examinar la circulación de sangre por las arterias carótidas.

Las dos arterias carótidas se encuentran a los costados del cuello. Transportan sangre desde el corazón hasta el cerebro.

La ecografía carotídea analiza si las arterias carótidas están bloqueadas o estrechas, lo que puede aumentar el riego de sufrir un accidente cerebrovascular. Los resultados pueden ayudar al médico a determinar un tratamiento para disminuir el riesgo de que sufras un accidente cerebrovascular.

Oct. 08, 2015