La angioplastia carotídea es un procedimiento que abre arterias obstruidas para prevenir o tratar accidentes cerebrovasculares. Las arterias carótidas se ubican a cada lado del cuello y son las principales arterias que suministran sangre al cerebro. El procedimiento implica la inserción temporal y el inflado de un pequeño balón en donde la arteria carótida está obstruida a fin de expandirla.

La angioplastia carotídea se suele combinar con la colocación de un pequeño espiral metálico llamado «stent» en la arteria obstruida. El stent ayuda a mantener la arteria abierta y disminuye la probabilidad de que vuelva a estrecharse. La angioplastia carotídea y la colocación de stents se pueden utilizar cuando la cirugía carotídea tradicional no es viable o es demasiado riesgosa.

June 07, 2014