El nivel de proteína C reactiva, que se puede medir en la sangre, aumenta cuando el cuerpo experimenta alguna inflamación. El médico puede controlar el nivel de proteína C reactiva como parte del tratamiento en el caso de infecciones u otras enfermedades.

Un análisis de proteína C reactiva de alta sensibilidad, que es un análisis de mayor sensibilidad que el estándar, también se puede usar para evaluar el riesgo de desarrollar enfermedad de las arterias coronarias, una enfermedad que hace que las arterias del corazón se reduzcan. La enfermedad de las arterias coronarias puede, con el tiempo, provocar un ataque cardíaco.

El nivel de proteína C reactiva se mide a través de un simple análisis de sangre. Algunos investigadores creen que, si las personas con niveles elevados de proteína C reactiva recibieran el tratamiento correspondiente, tendrían menos riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

Sin embargo, de acuerdo con la American Heart Association (Asociación Americana del Corazón), este análisis no se recomienda como análisis para detección general de enfermedades cardíacas. Puede que tampoco permita determinar el riesgo de ataque cardíaco, según la salud y los hábitos que forman parte del estilo de vida.

Dec. 12, 2014