La prueba de presión arterial suele ser una parte rutinaria de la mayoría de las consultas médicas.

Es posible que el médico programe consultas separadas para repetir los controles de la presión arterial a fin de determinar trastornos de salud continuos, incluida la prehipertensión, la presión arterial alta (hipertensión), la presión arterial baja (hipotensión), enfermedades cardíacas u otras enfermedades.

Debes controlarte la presión arterial al menos una vez cada dos años para determinar si la presión arterial alta es un factor de riesgo para una enfermedad cardíaca o un accidente cerebrovascular, a partir de los 18 años. Si eres mayor de 40 años, o tienes entre 18 y 39 años y presentas un riesgo alto de presión arterial alta, pídele al médico que te tome la presión arterial todos los años. Es posible que el médico recomiende que te realices un examen para detección cuando eres más joven si existen factores de riesgo adicionales para desarrollar una enfermedad cardíaca, como tener sobrepeso o antecedentes familiares de presión arterial alta o enfermedad cardíaca. Si ya te diagnosticaron presión arterial baja o alta, debes realizarte los controles de presión arterial con más frecuencia.

Incluso si el médico no considera que tengas presión arterial alta o baja como una enfermedad permanente, la presión arterial es información importante para el médico. Puede brindar información sobre tu salud general.

Es posible que el médico recomiende que te tomes la presión arterial en casa, además de las pruebas de presión arterial regulares que se realicen en el consultorio del médico. Hay monitores de presión arterial automáticos para el hogar que son fáciles de usar.

Nov. 10, 2015