El efecto secundario más frecuente de las pruebas cutáneas son bultos levemente hinchados, enrojecidos y con picazón (ronchas). Estas ronchas pueden ser más evidentes durante la prueba. Sin embargo, en algunos casos, puede formarse un área de hinchazón, enrojecimiento y picazón algunas horas después de la prueba que puede persistir por un par de días.

En raras ocasiones, las pruebas cutáneas de alergia pueden producir una reacción alérgica grave e inmediata, por lo que es importante realizar este tipo de pruebas en un consultorio en el que haya disponibles equipos y medicamentos de emergencia adecuados.

April 02, 2014