Antes de abandonar el consultorio del médico, conocerás los resultados de una prueba cutánea o una prueba intradérmica. Una prueba con parche puede tardar varios días o más en generar los resultados.

Una prueba cutánea positiva significa que puedes ser alérgico a una sustancia en particular. Las ronchas más grandes por lo general indican una mayor grado de sensibilidad. Una prueba cutánea negativa significa que probablemente no eres alérgico a un alérgeno en particular.

Ten en cuenta que las pruebas cutáneas no siempre son precisas. A veces indican una alergia cuando no hay ninguna (falso positivo) o una prueba cutánea puede no desencadenar una reacción cuando estás expuesto a algo a lo que sí eres alérgico (falso negativo). Puedes reaccionar diferente a la misma prueba realizada en diferentes ocasiones. O bien puedes reaccionar positivamente a una sustancia durante una prueba pero no reaccionar a ella en la vida diaria.

Tu plan de tratamiento de alergia puede incluir medicamentos, inmunoterapia, cambios en tu entorno laboral o en tu hogar o cambios en la dieta. Pídele a tu médico que te explique cualquier cosa que no entiendas de tu diagnóstico o tratamiento. Con los resultados de la prueba que identifiquen los alérgenos y un plan de tratamiento que te ayude a tomar el control, podrás reducir o eliminar los signos y síntomas de la alergia.

April 02, 2014