La sibilancia es un silbido agudo que se produce al respirar. Suele estar relacionado con dificultad para respirar. El silbido al respirar puede ocurrir durante la exhalación (espiración) o la inhalación (inspiración).

La inflamación o el estrechamiento de las vías respiratorias en cualquier ubicación, desde la garganta hacia los pulmones, puede provocar silbido al respirar.

Las causas más frecuentes del silbido al respirar recurrente son el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, dado que provocan estrechamiento y espasmos (broncoespasmos) en las pequeñas vías respiratorias de los pulmones.

Sin embargo, cualquier inflamación de la garganta o las vías respiratorias mayores puede provocar silbido al respirar. Algunas de las causas frecuentes son infección, una reacción alérgica o una obstrucción física, como un tumor o un objeto extraño que se haya inhalado.

Un leve silbido al respirar que ocurre junto con síntomas de resfrío o de infección de las vías respiratorias altas no siempre requiere tratamiento.

Consulta con el médico si presentas silbido al respirar sin causa aparente, que vuelve a aparecer (recurrente) o que está acompañado de alguno de los signos y síntomas que se indican a continuación:

  • Dificultad para respirar
  • Respiración rápida
  • Color levemente azulado en la piel

Busca atención de urgencia si el silbido al respirar:

  • Comienza repentinamente después de haber sido picado por una abeja, tomado un medicamento o comido un alimento que provoca alergias
  • Está acompañado de dificultad grave para respirar o color azulado en la piel
  • Aparece después de atragantarse con un objeto pequeño o con comida

En algunos casos, el silbido al respirar puede aliviarse con determinados medicamentos o con el uso de un inhalador. En otros casos, es posible que necesites tratamiento de emergencia.

Medidas de cuidado personal

Prueba estos consejos para aliviar el silbido leve al respirar relacionado con un resfrío o una infección de las vías respiratorias altas:

  • Humedece el aire. Usa un humidificador, toma una ducha de vapor o siéntate en el baño con la puerta cerrada mientras dejas correr el agua caliente en la ducha. En algunos casos, el aire húmedo podría ayudarte a aliviar un silbido al respirar suave.
  • Bebe líquidos. Los líquidos calientes pueden relajar las vías respiratorias y aflojar la mucosidad adherida en la garganta.
  • Evita el humo de tabaco. Ser fumador activo o pasivo puede empeorar el silbido al respirar.
  • Toma todos los medicamentos recetados. Sigue las indicaciones del médico.
April 27, 2017